¡Vayan a robar a otro lado! AMLO fortalecerá CFE y la nacionalización del litio

El día de hoy durante la conferencia matutina, el Presidente López Obrador se refirió a la apremiante situación que vive el 26% de los españoles, en relación con las tarifas de electricidad que no pueden pagar gracias a los incrementos que las empresas privadas, como Iberdrola, han aplicado a los precios, sin que ninguna autoridad les marque el alto.

Dijo también que la situación ha llegado a esos extremos, porque las autoridades tienen miedo de enfrentar a estas empresas y perjudicar así a los consumidores, al pueblo español, agregando que en México iba a suceder lo mismo, pero ya cambió. Que se vayan a robar a otro lado; es decir, a donde existen todavía gobiernos que se los permitan.

Lejos de que los que dirigentes de ese país resuelva el problema poniendo un freno a los sátrapas saqueadores como Iberdrola, lo que están haciendo es destinando subsidios, que le pagan a esta y a otras compañías privadas, para que la proporción que tienen que cubrir los consumidores en relación con este producto sea menor a la que cobran las empresas.

Pero esto en vez de resolver el problema solamente lo traslada hacia la carga fiscal que se cubre con los impuestos que deben pagar los mismos consumidores, o bien con deuda que pagarán los consumidores actuales y probablemente sus hijos y sus nietos. En resumen, se están haciendo tontos para seguir permitiendo la extorsión de estas empresas hacia sus ciudadanos, que tendrán que pagar de una forma u otra.

Para nuestra fortuna, en México esto ya no es así, pero no hay que olvidar que en el pasado nos fastidiaron aplicando este tipo de estrategias para permitirle a las empresas privadas robarnos hasta la sonrisa.

Hoy viernes, el secretario de gobernación anunció que el poder ejecutivo había enviado las iniciativas de decreto a la cámara de diputados, en las que se reglamenta el mercado de la energía eléctrica, que incluye cambios sustanciales para garantizar la autosuficiencia energética en esta materia y la rectoría exclusiva del Estado en materia de extracción de litio que es un mineral estratégico.

Estas iniciativas son de gran trascendencia y de enorme profundidad; revierten el saqueo institucionalizado que había instalado legalmente la reforma energética del bufón Peña Nieto y sus cómplices del PAN, PRI y PRD, desaparecen a los órganos autónomos que nos cuestan dinerales y que sólo benefician a las empresas privadas saqueadoras, entrega la rectoría del 56% del mercado a la Comisión Federal de Electricidad, termina con los subsidios demenciales que se le daba a las empresas para que no pagaran el uso de la red eléctrica que es propiedad de Estado.

Cancela también los contratos de autoconsumo falso que firmaban empresas comerciales e industriales con las privadas de electricidad, simulando que eran productoras de energía para aprovecharse de los subsidios y prácticamente no pagar nada, como Walmart, OXXO y otros delincuentes patrimoniales de similar calaña.

Por si fuera poco, también regula el mercado de la extracción de litio, conservando la concesión exclusiva de su aprovechamiento en poder del Estado Mexicano; es decir, en nuestras manos. Así es que efectivamente, las cosas aquí ya no son como sucede en España. Las empresas privadas que quieran producir y vender son bienvenidas, en condiciones de piso parejo, libre competencia, reglas claras y rectoría del Estado en materia de áreas estratégicas.

Van a llover amparos, amenazas, berrinches y pataletas de toda índole de parte de quienes creen seguir teniendo los derechos de saqueo en nuestro país, pero al final, si quieren seguir robando que se vayan a otra parte donde cuenten con cómplices en el gobierno, o dirigentes débiles que se los permitan, como por ejemplo en España. México ya no es tierra de conquista.

Como dijo el físico alemán Albert Einstein: “La debilidad de actitud se vuelve debilidad de carácter”.