“Va Por México” solo existe para sacar a AMLO en 2023: Gustavo de Hoyos lo confirma

El pasado lunes 3 de mayo, el periodista Álvaro Delgado entrevistó al expresidente de la Confederaciones Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), Gustavo De Hoyos Walter sobre su papel en la alianza que confirma la existencia del tantas veces negado PRIAN, conformado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN), al que ahora se suma el Partido de la Revolución Democrática (PRD), entrevista en la que De Hoyos alaba sumisamente el papel del verdadero artífice de el proyecto mejor conocido como “Todos Unidos contra Morena” (TUMOR).

El empresario Claudio X. González Guajardo, señalado en múltiples ocasiones por su costumbre de hacer negocios al amparo del poder, su afición al influyentismo y la corrupción y por diversas irregularidades fiscales, ideó desde inicios del 2020 la manera de bloquear, obstaculizar y, de ser posible, remover al Presidente Andrés Manuel López Obrador, al ver minada su capacidad de enriquecimiento por medios ilegales, inmorales e injustos, originándose así la idea de agrupar a todos aquellos que han perdido los mismos privilegios como parte del combate a la corrupción y la impunidad, y de ahí nace la idea de crear una coalición de todos los partidos que participaron en el pasado de la bonanza a costa del pueblo.

Al llamado en el patio de la mansión de González Guajardo acudieron los dirigentes panistas, priistas y perredistas, así como los de Movimiento Ciudadano (MC) y la dirigente del fallido partido México Libre, Margarita Zavala, con la intención de formar lo que ellos llaman “una gran alianza opositora”.

En el aquelarre de Las Lomas, en marzo de 2020, se conciliaron los intereses de lo que supuestamente sería un choque de ideologías, pues históricamente el PAN nació como contraparte del PRI y el PRD para oponerse a ambos, para someterse por completo a los designios del poder económico, representado por Gustavo De Hoyos y comandado por su jefe Claudio X. González.

Sin pudor alguno, De Hoyos señala en dicha entrevista que existe un plan de “golpe blando” para provocar que López Obrador sea removido de su cargo utilizando la propuesta de Consulta Popular planeada para 2022, y erigiéndose en el gran elector de nuestro país, De Hoyos decide pasar por encima de la voluntad popular, pues en un tono completamente antidemocrático expresa que Obrador “Debe irse”.

De una forma empalagosamente salamera para con su jefe, Gustavo de Hoyos expresa que “Cuando se escriba cómo se construyó (la coalición), el papel de Claudio va a ser fundamental. Él está dedicado en cuerpo y alma a esto desde hace ya bastantes meses y ha sido un papel mucho muy relevante el que ha jugado”.

Durante la entrevista que Delgado hace a De hoyos, este último recuerda que la alianza Va Por México nace de la sugerencia para crear un “bloque opositor” expresada por los sobrevaluados intelectuales conservadores Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín planteada en su desplegado publicado el 15 de julio de 2020 en diversos medios, que también fue firmado por personajes afines a ellos.

El desplegado planteaba que para vencer a la coalición de Morena no había más opción que el PRIAN: “La única manera de lograrlo es mediante una amplia alianza ciudadana que, junto con los partidos de oposición, construya un bloque que, a través del voto popular, restablezca el verdadero rostro de la pluralidad ciudadana en las elecciones parlamentarias de 2021”.

Con la intención de desviar la responsabilidad política que el desplegado implica, De Hoyos se desmarca afirmando que “Haciendo honor a la verdad histórica, no promovimos nosotros el desplegado, sin embargo, fue de mucha ayuda, digamos, como un elemento catalizador para los pasos iniciales. No recuerdo con precisión la fecha del desplegado, pero se dio en las etapas muy tempranas, seguramente fue por marzo o abril, por allá”.

A esas reuniones también asistieron también Clemente Castañeda y Samuel Alvarez, presidente y secretario general de MC, cuyo fundador, el Senador Dante Delgado, se reunió por separado con De Hoyos, quien revela que también participaron en las negociaciones Margarita Zavala y el representante legal de México Libre, Fausto Barajas.

“Con Dante tuvimos muchos contactos. Él por razón de estrategia decidió no estar en la mesa personalmente, pero, de tiempo en tiempo, yo personalmente me reuní con él muchísimas ocasiones en el transcurso del proceso, y también en el caso de lo que parecía ser una iniciativa viable en ese momento, que era México Libre. Era de los partidos en formación el que parecía en ese momento tener el mayor avance en su gestión. Y ahí también estuvo participando Margarita y Fausto”.

Un personaje central para lograr articular el bloque opositor es Santiago Creel, quien coludido con Jesús Ortega y José Murat planearon y ejecutaron el Pacto Por México de Enrique Peña Nieto en 2012, que dio pie para la aprobación de las tan perjudiciales “Reformas Estructurales” que entregaron casi todos los bienes del país a empresas extranjeras, sin ningún beneficio para los mexianos.

“Probablemente, dejando de lado a los presidentes, que son figuras centrales, tal vez Santiago sea la figura más relevante, sobre todo por su experiencia y, además, es un caballero en la política”, define De Hoyos a Creel, quien representa el enlace entre Claudio X. González y María Amparo Casar Pérez, a través de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), organización propiedad de González financiada por él mismo y por agencias injerencistas extranjeras, así como por la Embajada de los Estados Unidos en México, y recordemos que Claudio X. dejó como encargada de MCCI a Casar Pérez, para poder dedicarse a su proyecto de Va Por México.

¿Qué tanto ayudó que Casar Pérez, tan cercana a Claudio, haya sido la coordinadora de asesores de Creel en la Secretaría de Gobernación? pregunta Álvaro Delgado, a lo que De Hoyos responde: “No lo puedo contestar de manera categórica, algo desde luego. Lo que yo sé es que Claudio y Santiago se conocen desde hace muchos años, mucho antes de MCCI”.

Pero así como De Hoyos era presidente de la Coparmex cuando se gestó y formalizó la coalición del PRIAN, González Guajardo presidía MCCI, que fundó el 2016, y cuya renuncia informó hasta el 24 de julio, una semana después de que se publicó el desplegado de Krauze y Aguilar Camín que instruyó a hacer una coalición opositora.

Las negociaciones por parte del PAN estuvieron a cargo de Santiago Creel, asistido por Marko Cortés, por el PRD estuvo a cargo Jesús Zambrano, apoyado por Jesús Ortega, y por el PRI dirigió Alejandro Moreno, apoyado por Rubén Moreira o por José Murat, el partido MC decidió no participar y al parecer la participación de Margarita Zavala ha sido marginal y poco relevante.

A tan solo tres semanas de las elecciones, Gustavo De Hoyos no es muy optimista respecto a los resultados que la coalición pueda lograr, pero pone mucho énfasis en el plan para lograr la revocación de mandato en 2022, producto de la consulta popular, sin embargo celebra la existencia de lo que él llama “una oposición estructurada, organizada, beligerante”, a pesar de que su único objetivo es destituir al presidente, sin presentar una verdadera alternativa de gobierno, con diferentes propuestas.

“La coalición no garantiza que se vayan a lograr los contrapesos, no, pero a nuestro juicio, aquí puedo reflejar la opinión de Claudio y mía, (la misma) era una condición indispensable”, intenta confusamente explicar.

“Tú recordarás que, a finales del 2019, se decía en la opinión pública, entre las personas que forman opinión, que no había oposición, que no se le veía, hasta el Presidente señalaba que estaba moralmente derrotada, y qué mejor que ahora hay una oposición estructurada, organizada, beligerante, haciendo un papel que le corresponde a las oposiciones. Esa es la gran aportación. Ahora, la prueba del ácido es la elección”, agrega De Hoyos con exacerbado optimismo.