Toledo intenta evadir a la justicia mexicana pretendiendo que Chile lo declare “perseguido político”

En un intento por evitar enfrentar los cargos que le imputa la Fiscalía General de Justicia capitalina por enriquecimiento ilícito entre otros delitos, y que llevó a la Cámara de Diputados a retirarle la protección del fuero constitucional el pasado 11 de agosto, Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez pretende que las autoridades de Chile, a donde huyó desde el pasado 26 de julio, lo declaren “perseguido político”.

Los abogados que defienden a quien fuera delegado en Coyoacán, informaron que se presentó ante la Dirección de Asuntos Internacionales de la Corte Suprema de Chile, en la que Toledo se identifica como “víctima de persecución política por lo que, ante una eventual solicitud de extradición, la justicia chilena podría negarla”.

A pesar de que ya estaba en curso la investigación en su contra por parte de la Fiscalía capitalina y el proceso de desafuero en la Cámara de Diputados, el Partido del Trabajo (PT) lo postuló para su reelección como legislador para un distrito de Puebla, la cual ganó pero que no podrá ocupar pues, a consecuencia de su desafuero, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que Toledo no puede tomar protesta como diputado, en la sesión constitutiva de la 65 Legislatura.

Así, el TEPJF ordenó que quien asuma el cargo de diputado federal por el distrito de San Martín Texmelucan sea su suplente, Jaime Valtierra por que él sí cumple los requisitos de elegibilidad.

La brecha legal que Toledo y sus abogados pretenden explotar es que, según los términos del acuerdo entre México y Chile, la extradición no podrá ser concedida por delitos considerados como políticos ni en el caso de que el país requerido tenga motivos para suponer que la solicitud motivada por un delito común ha sido presentada con la finalidad de perseguir a un individuo a causa de opiniones políticas.

Por lo tanto, confiados en el éxito de su estrategia para evadir la acción de la justicia mexicana, Toledo se presentó ante la Corte chilena “para ponerse a disposición de la justicia ante cualquier requerimiento y para informar sobre su domicilio actual”.

“Nuestro representado… ha sido víctima de persecución política en su país, por lo que hemos ratificado ante el máximo tribunal su entera disposición para colaborar con la justicia y esclarecer los hechos”, señalaron los abogados del petista.