Todos los caminos llevan a Peña

Por: @AlamBeav

Las elecciones presidenciales del año pasado marcaron un parteaguas en la historia política y social de México. Y es que, los mexicanos salieron masivamente a votar contra el régimen político mexicano, pues durante la administración priista de Peña Nieto, se vio una corrupción desmedida, quizás superior a la vivida durante el gobierno de López Portillo.

Y es que, la llamada “Casa Blanca” solamente fue la punta del iceberg de corrupción de la administración priista, después se darían a conocer las deudas millonarias de varios estados, al mismo tiempo que se descubrían inmensas fortunas de sus gobernadores.

Casa Blanca, símbolo de corrupción de EPN

Estos acontecimientos causaron indignación en un país con más de 60% de su población viviendo en la pobreza, con salarios miserables y sin acceso a las necesidades básicas para una vida digna. Mientras que la élite mexicana vive en la opulencia insultante.

La mayoría de estas fortunas han sido el fruto de actos de corrupción y la entrega de los bienes de la nación a intereses extranjeros y privados, todo lo que a propiciado el empobrecimiento de la inmensa mayoría.
Y es que, el presidente López Obrador ha mencionado que él es partidario de un “borrón y cuenta nueva”, por lo que sus detractores aseguraban que existía un “pacto de impunidad” entre AMLO y Peña Nieto.
Sin embargo, la sociedad mexicana tiene presente las palabras de Francisco I. Madero: “El pueblo tiene hambre y sed de justicia. Es por ello que diversos personajes han pedido la investigación de los actos de corrupción de las administraciones pasadas.

El primer personaje en comenzar a ser investigado fue el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, quien actualmente se encuentra prófugo; después sería el abogado de la llamada “mafia del poder”, Juan Collado, quien ya fue vinculado a proceso; hace unos días se dio a conocer que las cuentas de Romero Deschamps fueron congeladas; mientras que la FGR ha llamado a declarar a Rosario Robles por el caso de la “Estafa maestra”.

Emilio Lozoya y EPN

Todos estos personajes cuentan con una estrecha relación con el ex presidente Peña Nieto, quien según un portal de noticias, fue sacado del país por su abogado Juan Collado, pues éste creía que la justicia mexicana llamaría a cuentas al priista. Pero sería el abogado el primero en caer.

Enrique Peña Nieto y Juan Collado

Precisamente el día de su detención, el litigante se encontraba comiendo con Carlos Romero Deschamps -¿Estarían tratando un tema relacionado con las actuales investigaciones contra el líder petrolero?-. Unas semanas después, el abogado de Emilio Lozoya informaría que su cliente revelará como Peña Nieto y Videgaray “saquearon a Pemex”.

Romero Deschamps apoyó la Reforma Energética de EPN.
Foto: Cuartoscuro

Y precisamente en este robo se encuentra el tema del huachicol, tema por el cual la Fiscalía General de la República busca detener al General León Trauwitz, quien sería subdirector de Salvaguarda Estratégica de Pemex durante la dirección de Lozoya, y después pasaría a ser Jefe de escoltas de Peña Nieto.

Eduardo León Trauwitz

Otra de las formas para saquear dinero público, se llevó a cabo mediante convenios de la paraestatal con empresas fantasmas o irregulares, caso conocido como “La estafa maestra”, por la cual la FGR, busca vincular a proceso a la ex titular de Sedesol, Rosario Robles. Quien también fue acusada de utilizar programas sociales para beneficiar la campaña electoral de Veracruz en abril de 2013.

Rosario Robles y EPN

Ante estos acontecimientos el presidente Peña Nieto le hizo saber que contaba con su respaldo, al decir: “Rosario, no te preocupes, hay que aguantar porque han empezado las críticas”.

Hasta ahora la defensa de la exfuncionaria ha solicitado un amparo contra cualquier orden de aprehensión, lo mismo que Romero Deschamps y Mario Marín.

Así se va poco a poco descubriendo el hilo de negocios y transas, al amparo del poder, que tuvo a México sumido en corrupción.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea