The Economist vs la realidad mexicana

En la opinión de Elí González
Por: @calacuayo

The Economist, recicló la teoría desgastada, que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es un peligro para la democracia, que es un falso mesías, que vino a poner en riesgo las instituciones, la economía y la estabilidad política de México.

Su intervencionismo es hasta criminal, al atacar a un país, cuyo presidente es el más aprobado y querido por su pueblo. Sus afirmaciones son absurdas.

¿A quien creen que van a confundir?, ¿Cuántos lectores tienen e México? En realidad los pocos que lo leen, son personas preparadas académicamente, que seguro se rieron y se burlaron al leer la nota. El grueso de la población, ni siquiera los conoce.

la derecha política está tan desesperada que para contrarrestar a Morning Consulting llamada “Global Leader Approval Rating Tracker” quien colocó a AMLO como el líder mejor aprobado del mundo, tuvieron que sacar esta nota absurda y risible.

AMLO no es corrupto, habla en nombre de los que menos tienen y carece de los prejuicios que esta nota sesgada le etiqueta.

El intervencionismo que dicho medio utiliza debería ser repudiado por todos los mexicanos, pues se atreve a pedir el voto en contra de Morena y el presidente de la República.

Pero lo más detestable de ese medio es que exhorta al Presidente Joe Biden a utilizar el peso económico y político de Estados Unidos para intervenir en los asuntos mexicanos.
Las autoridades mexicanas deben actuar en consecuencia a este intervencionismo.

Afortunadamente muchísimos mexicanos ya se posicionaron con severas críticas contra el intervencionismo “inglés” en asuntos de política interna y desconocimiento de las realidades mexicanas al pedir la injerencia de Estados Unidos.

La revista miente al afirmar que la mayoría de la sociedad mexicana, piensa como ellos, sobre todo la de menos recursos. Está equivocada y apoya a quien no debe apoyar.

El sesgo anti AMLO, es reciclado de 2018, cuando los mismos aseguraron que AMLO no alcanzaría el poder y que, si ganaba, provocaría devaluación, hiperinflación, endeudamiento y enfrentamiento con Estados Unidos.

En todo se han equivocado, y aún así, insisten con las mismas mentiras cuyo resultado es estéril. Los mexicanos ya no se tragan el cuento del peligro para México. Las élites no han entendido que su visión de la política en este país, dista de la realidad y de las mayorías.

Para las élites, México solo está bien, cuando a ellos les va bien. Y no entienden que la mayoría de las personas están siendo favorecidas por un sistema que por primera vez los tiene como prioridad. Que esas mayorías son los que se cansaron de fabricar ricos, y ahora exigen su parte de la utilidad de nuestras riquezas, que a ellos les corresponde y que por primera vez lo están recibiendo.

La nota demuestra que las élites están enojadas con el presidente AMLO. Esa élite que no reconoce que la mayoría se siente representada con la política del presidente.

La portada del The Economist contra AMLO, viene a regalar un respiro a los anti AMLO, una sensación ficticia de triunfo. Pero ¿Qué ganaron? Al final del día, regresan a su amargura al ver que sus miles de intentos no logran absolutamente nada.

Según el neoliberalismo de The Economist, los países serán potencias si se conducen con apego a la democracia “formal”, al libre mercado y al remate de todos sus bienes. Solo se puede lograr crecimiento, si dependen del exterior en todo, y no de sus propias riquezas.

The Economist queda bien con los dueños de grandes consorcios que buscan conquistar a los países comprándoles su riqueza para después pisotear su dignidad. Es comprensible que opere para ellos, pero lo que no se comprende es que pretenda influir en los votantes con una publicación.

No han analizado que el voto de un neoliberal, no puede contra millones de votos libres. ¿Influirá en la votación? No, porque los que le pidieron redactar esa publicidad, son los únicos que van a votar contra AMLO, y esos ya estaban definidos.

Lo que si influirá en esta votación, es que los mexicanos no necesitan que vengan a decirle por quién votar, pues AMLO ha hecho cosas bien.

AMLO Incrementó las pensiones, subsidia programas de aprendices para favorecer a los jóvenes, apoya a madres solteras, a personas con discapacidad, adultos mayores e incluso, a pesar de ser de izquierda, ha controlado el endeudamiento y el gasto público.

AMLO tiene el apoyo del 62% de la población, según las encuestas de sus mismos adversarios.
La población siente que por primera vez tiene un Presidente que está haciendo algo por ellos. Sus objetivos son buenos y con excelentes resultados.

Por primera vez en la historia tenemos un México más justo. Y por esa justicia seguiremos luchando, es por eso que este 6 de junio saldremos a refrendar nuestro apoyo a

#AMLOLiderMundial

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea