“The Economist” llama a AMLO el ‘falso mesías’ y pide a EU poner atención en ‘su patio trasero’

La revista de corte neoliberal, “The Economist”, hace un llamado en su nueva publicación, para que los mexicanos ‘frenen’ a su presidente ‘hambriento de poder’.
No solo eso, abiertamente y sin tapujos, criticó al Presidente López Obrador, a unas semanas de las elecciones del próximo 6 de junio, y dijo a los lectores:

“tienen una oportunidad de restringir a su presidente al repelar a su partido, Morena”, aunque reconoció que “no queda claro si lo harán” y observó que la oposición “fracasó en ofrecer una narrativa distinta”.

Como era de esperarse, fiel a su favoritismo a las reformas privatizadoras y neoliberales, la revista se quejó de las reformas a la Ley de Hidrocarburos y a la Ley Eléctrica. Además de las obras emblemas (que casualmente) también crítica la oposición. Asegurando que López Obrador usa al ejército en tareas que no le ‘corresponden’ como la construcción del Tren Maya y el aeropuerto de Santa Lucía.

“A pesar de los riesgos que esto conlleva, como muestran los casos de Egipto o Pakistán”. Y aseguró que a menudo amedrenta a los integrantes de su gabinete con un “¡Cállate!”

Con las mismas frases que repite la oposición desde el 2006, la revista británica The Economist dedicó la portada de su edición de América Latina al mandatario mexicano, a quién tachó de “peligro para la democracia” y de “falso mesías” y, tras equipararlo a autócratas como el brasileño Jair Bolsonaro.

Además pidió al gobierno de Estados Unidos a “poner atención” hacia “el autoritarismo rampante en su patio trasero”.

“A Donald Trump no le importaba la democracia mexicana. El presidente Joe Biden debería dejar claro lo que hace. Necesita ser cuidadoso: los mexicanos son, con razón, alérgicos a ser empujados por su vecino grande. Pero América (sic) está obligada a no quedarse ciega ante el autoritarismo rampante en su patio trasero. Así como envía vacunas, el Sr. Biden debería mandar discretas advertencias”, planteó la revista en su editorial, publicada hoy.

Pero esto, no es nada nuevo ni sorprendente, pues, desde la campaña presidencial de 2018, The Economist, un medio dirigido hacia las élites económicas globales, ha criticado al tabasqueño desde que era candidato de morena. con adjetivos cargados de adjetivos de clasismo. Hoy aseguró que el mandatario federal “divide México entre el “pueblo” –que lo apoya– y las élites corruptas”, además dijo, López Obrador sufre de una “necrofilia ideológica” heredada de los años 70.

Aunque le concedió algunos logros: como el incremento de las pensiones, el programa Jóvenes Construyendo el Futuro o el control de la deuda pública, pero lo demás se llevó su dura crítica a todo lo demás. Como su “desdén hacia los expertos”, sus estrategias de seguridad y anticorrupción o su gestión de la pandemia de covid-19″.

Este nuevo ataque contra el presidente mexicano, como siempre, fue tomado a mal por sus simpatizantes y festejado por sus detractores.