Tarjetas ‘rosas’ son propaganda; son válidas mientras no tengan dinero: “no violan la ley”; dice Ciro Murayama

El consejero del INE, Ciro Murayama señaló que la entrega de tarjetas a cambio de votos no es un hecho nuevo, y que tampoco es una ilegalidad.

Dijo, que en la elección en Estado de México se entregó la llamada “tarjeta de salario rosa”, hecho que fue analizado por el INE, y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió que es válido mientras no contengan recursos.

Murayama dijo que esto puede ser considerado propaganda de mal gusto, pero no es ilegal. Lo que sí lo es, resaltó, es la entrega de dádivas o boletos.

“Lo aclaro porque ahora se ha puesto sobre la mesa que distintos candidatos que están repartiendo tarjetas puedan por ese hecho ser sancionados con el retiro de su candidatura, y la verdad es que son candidatos de todos colores y sabores, de las más variopintas fuerzas políticas, no digo que de todos los partidos, pero sí de muy diversos”.

Agregó:

“¿Qué es lo que está prohibido? Entregar dádivas, dar kits, paquetes con mercancías, entregar boletos para acceso a distintos servicios e incluso de entretenimiento, pero mientras no haya dádivas los meros cartoncillos son propaganda, pero no son violatorios de la legalidad”, expresó.

“Si las tarjetas que reparten candidatos no contienen dinero son meros cartoncillos, considerados propaganda, pero no violatorios de la legalidad”, afirmó el consejero electoral Ciro Murayama.

El consejero del INE recordó que en los últimos días hay quien exige anular candidaturas por entregar estos plásticos, como la del priista Adrián de la Garza en Nuevo León.

Sin embargo, expuso, el Instituto Nacional Electoral (INE) no quita candidatos en plena campaña, y si cometieron faltas en la fiscalización, eso se resolverá pasando la elección.

“La mera entrega de cartoncillos o de plásticos si no tienen dinero, bienes o servicios detrás, no es ilegal, es una mera propaganda, que nos puede parecer de mal gusto, pero la autoridad jurisdiccional lo permitió”, afirmó.

“Una vez que una candidatura está debidamente registrada, tiene la obligación de rendir cuentas, pero en ningún momento la ley prevé que una candidatura pueda ser retirada a media contienda por hechos realizados durante la campaña electoral, ésta se fiscaliza una vez que termina”.

Ante esta declaración, el Presidente de morena, Mario Delgado respondió a través de twitter y acusó a Ciro Murayama de prejuzgar una investigación en curso.
Dijo además que es un asunto que no es de su competencia, “deje de mostrar su parcialidad y dedíquese a asuntos que si le competen como el fraude electoral”.

Esta declaración no fue tomada a bien en redes sociales y acusaron -de nuevo al INE- de hacerse de la vista gorda. Pues, tuvo que ser la FGR, la que abrió la investigación contra el candidato del PRI-PRD, quien ya distribuyó las tarjetas a las mujeres de Nuevo León.

Con información de El Comentario