Sin comprobar el destino de 21 mil mdp en fideicomisos para desastres naturales con EPN y Calderón: ASF

Ahora que la oposición ha señalado que es un ‘daño’ a los mexicanos la extinción de los fideicomisos, han salido datos que comprobarían que las llamadas cajas chicas han resultado una gran perdida al erario.

En una investigación de Milenio, se revisaron las cuentas públicas de los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña, de 2006 a 2018, y se reveló que existe un ‘boquete’ de 32 mil millones de pesos en fideicomisos. De acuerdo con el medio citado, la Auditoría Superior de la Federación detectó que al menos dos terceras partes de los montos observados, es decir, 21 mil 566 millones de pesos, corresponden a recursos destinados a afrontar los daños ocasionados por emergencias o desastres naturales como huracanes y los sismos de 2017 que afectaron el sur y centro del país.

Además señaló que en la regulación y supervisión del proceso de entrega y ministración de apoyos del Fonden, por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) al Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), “presentó problemas de oportunidad, ya que previo a los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017 no existía normativa que regulara la atribución de la Banca de Desarrollo para la distribución de apoyos en caso de fenómenos naturales”, explica la auditoría consultada por MILENIO.

Por lo que la Auditoría Superior de la Federación señaló que no se contó con un mecanismo de control que permitiera a las autoridades comprobar que no hubo duplicidades en el otorgamiento de financiamiento para la reconstrucción de 2017.

El documento consultado, señala que para la cuenta pública de 2018, la ASF concluyó que con relación a la gestión financiera de los recursos autorizados al Fonden 2003, en términos generales las secretarías de Hacienda y Crédito Público, Gobernación, y Comunicaciones y Transportes, así como la Comisión Nacional del Agua, los institutos de Infraestructura de Chiapas, Oaxaca y Morelos, coordinados por la SEP y Banobras “no cumplieron con las disposiciones legales y normativas aplicables a la materia”.

La ASF también realizó observaciones al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar) y diferentes fideicomisos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), por una suma de poco más de 11 mil millones de pesos.

En ese mismo sentido, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) entre 2012 y 2018 tuvo una partida de 14 mil 448 millones de pesos para la reconstrucción de viviendas afectadas por desastres naturales, sin embargo, no se pudo comprobar la reparación total de las casas dañadas por algún siniestro en ese periodo.

Durante la administración de Peña Nieto se cuenta con algunos ejemplos de observaciones al dinero depositado en fideicomisos como la construcción del proyecto Playa Espíritu, en Sinaloa, en el cual el Fonatur invirtió mil 400 millones de pesos y hasta la fecha no se ha podido vender ni un solo lote.

Habrá denuncias

El gobierno federal ha empezado una dura tarea de recuperar el dinero que existen en los fideicomisos, contrario a los que medios y oposición aseguran, el apoyo seguirá llegando a las personas. Sin embargo lo que se pretende es evitar la opacidad y discrecionalidad en el uso de recursos públicos para fomentar la transparencia y rendición de cuentas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que en 10 días exhibirá a las personas que se beneficiaron con los fideicomisos, y aseguró que, de configurarse un delito, se presentarán las denuncias correspondientes.

Con información de Milenio