Se recuperan 34 piezas arqueológicas de México que estaban en poder de coleccionistas privados

¡Buenas noticias!

30 piezas arqueológicas que formaban parte de dos colecciones privadas en Alemania, pudieron ser recuperadas, que en los próximos días regresarán al territorio mexicano.

Así lo informó el Canciller, Marcelo Ebrard esta tarde, quien agradeció la devolución de dichas piezas, que fueron devueltas de forma voluntaria.

“Debo reconocer a las personas que nos hacen favor de restituirle a México estas piezas, por su voluntad de hacerlo, su disposición, su decisión”, apuntó.

El Secretario de Relaciones Exteriores, anunció el pronto retorno de este patrimonio es valioso para México y agradeció:

“Nos hacen el favor de restituir a México estas piezas, pues su voluntad de hacerlo, su disposición, su decisión, porque eso va significando, señalando, que estamos ante un cambio en la cultura predominante respecto a la posesión sobre piezas de esta naturaleza”.

Ebrard Casaubon dijo que esto significa estar “ante un cambio en la cultura predominante respecto a la posesión sobre piezas de esta naturaleza”.

Afirmó que muchas de estas piezas, son fruto “literalmente del saqueo” o de adquisiciones dudosas, la mayoría de ellas ilícitas.

Abundó que el Gobierno mexicano va en el “camino correcto” aunque debe ampliar esfuerzos para seguir recuperando este tipo de objetos.

Alejandro Celorio, consultor jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores, indicó que la recuperación de estas piezas se suman a otras acciones para la defensa del patrimonio cultural mexicano, como denuncias contra subastas y la determinación de piezas en posesión de particulares; así como los diálogos con autoridades internacionales: Interpol o la Unesco, y mensajes dirigidos a la sociedad en general.

Dijo además, que México ha dejado claro a la sociedad civil en el extranjero que “el material arqueológico mexicano no está en venta, y que su banalización […] tiene serias implicaciones para la investigación y el conocimiento de la cultura”.

Las piezas arqueológicas se encontraban en dos colecciones particulares, una ubicada en la ciudad de Recklinghausen y la otra en la ciudad de Monheim am Rhein.

En el caso de Recklinghausen, luego de un dictamen elaborado por el INAH, está compuesto por seis bienes, entre ellos un “hacha de garganta” elaborada en roca “mediante las técnicas de talla por percusión y pulido por abrasión”.

También se informó el regreso de 28 objetos, entre ellos un cajete del Altiplano Central, del periodo posclásico temprano (1000 d.C. -1300 d.C.) que se encontraban en Monheim am Rhein.

Información de El Sol de México