“Se inició un proceso de reestructuración de la deuda de Pemex”: AMLO

Durante la conferencia matutina de este lunes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que Petróleos Mexicanos (Pemex) no se encuentra a la deriva, pues ya se inició un proceso para la reestructuración de la deuda de la paraestatal.

Esto a pregunta expresa sobre los señalamientos del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Rogelio Ramírez de la O, quien dijo que existen “una serie de restricciones normativas que quedaron impresas en la roca, a partir dela reforma energética”, por lo que la Secretaría no puede asumir la deuda de Pemex.

“No puedo hablar mucho sobre el tema porque ya se inició un proceso de restructuración de deuda. Recuerden que los 12 mil 500 millones de dólares que llegaron (del Fondo Monetario Internacional), que le corresponden a la hacienda pública, queremos que se destinen al pago de deuda, pero ya no se puede informar sobre el tema por los principios o las normas que están establecidas, ya no puedo hablar mucho sobre este asunto. Sí, hay secreto bancario, por eso guardo silencio, es por el bien de la hacienda pública”, dijo el titular del Ejecutivo.

Subrayó  que “Pemex no está a la deriva, no es una empresa como cualquier otra, es una empresa de la nación, de los mexicanos, como la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”

“Se pensaría que es una obviedad lo que estoy diciendo, pero no se concebía de esa forma, en el proceso de privatización le dieron el mismo trato a Pemex que a Shell, el mismo trato a Iberdrola, de España, que a la CFE, las querían colocar igual, por eso crearon mecanismos para acotar a Pemex todo este instituto para la competencia se dedicó estar impidiendo el crecimiento de Pemex y de la CFE”, agregó.

“Recuerden que hace poco que enviamos una iniciativa de reforma, se aprobó, para mejorar el marco jurídico y beneficiar a la CFE. Hasta el mismo instituto de competencia (sic) presentó un amparo en contra de la CFE. Entonces, ahora se protege a Pemex y a la CFE y no son iguales que las empresas particulares, son empresas de la nación y no puede haber un interés particular o de grupo por encima del interés nacional. Pemex es de los mexicanos y la deuda de Pemex es deuda soberana, es deuda del gobierno, es deuda de Hacienda”, continuó.

“Entonces, no es posible que se lleve a cabo un deslinde y que se diga ‘allá Pemex’ ‘ a ver cómo le va’ ‘nada más ordeñamos a Pemex’ porque así le hicieron, sólo le sacaban y le sacaban recursos, Hacienda, y no apoyaban con inversiones. Eso ya se terminó, hay una política distinta. Entonces, esto va a ayudar mucho porque las tasas de interés que se cobra a Pemex están arriba de lo que paga el gobierno de México por la deuda soberana. Eso no puede ser”, dijo.

A esto último, le cuestionaron si era por la calificación, a lo que respondió que “cómo nos califican mejor a nosotros si Pemex es del pueblo de México, es de la nación, como el gobierno. Entonces, eso es lo que vamos atendiendo, resolviendo, es un proceso, no puedo decir más”.

El mandatario subrayó que desaparecerán todos los subsidios a las empresas privadas porque “para eso es el fortalecimiento de Pemex y de la CFE, para que se beneficie el consumidor, porque se privatiza la industria petrolera, la eléctrica, no se beneficia al consumidor, al contrario, se perjudica, eso ya lo padecimos, pagaban menos luz los que estaban en el negocio de la privatización, las grandes corporaciones, pero el pago de luz en las viviendas, en los hogares estaba siempre arriba, arriba y las grandes corporaciones, las cadenas pagando menos tarifas que los consumidores en general, por eso es la inconformidad”.

López Obrador citó como ejemplo el caso de la energía eléctrica en España, donde la población está sufriendo las graves consecuencias de la privatización.

“Ahora en España, dijo, tienen un problema serio, porque estas empresas, las predilectas en México en el periodo neoliberal, tienen propósito de lucro, es hacer dinero, y en España están pagando carísima la luz y hay protestas. Esas empresas allá dominan, como era aquí, tenían tomado el gobierno, el presidente era un empleado de las grandes corporaciones, en vez de ser un servidor público y que su amo fuese el pueblo, estaba al servicio de los intereses creados”, señaló.