Se inicia proceso para construir el aeropuerto en Tulum

Para reducir el valor social del tiempo de traslado y el ahorro en los costos de traslado en que incurren actualmente los turistas que visitan la zona, pues actualmente deben hacerlo desde Cancún, Quintana Roo, se ha iniciado el proceso requerido para la construcción de un aeropuerto mixto, civil y militar, en la comunidad de Coba, que permitirá cubrir la demanda de quienes viajan a la Riviera Maya.

El estudio previo del proyecto, que está adscrito al Ramo 7 de la Defensa Nacional y los estudios de pre inversión a cargo de la Dirección General de Ingenieros, definirá el área de influencia de las localidades, el uso de suelo, vegetación, tenencia de la tierra, trabajo de campo, comunidades indígenas y no indígenas para que puedan establecer negociaciones y acciones de mitigación o solución de las afectaciones.

El plan general incluye el diseño arquitectónico del edificio terminal de pasajeros, salas de abordaje, torre de control, estacionamiento y vialidades, asistencia de diseño de edificios principales de soporte y de servicio del aeropuerto, lo cual se prevé desarrollar en un año, mismo plazo en que deberá implementarse el Modelado de Información de la Construcción del proyecto y la interconexión con otros aeropuertos.

En cuanto al estudio de factibilidad ecológica, se considera el trasplante de árboles afectados por la obra, la reubicación de la vegetación arbórea y las áreas sin vegetación como las vialidades y sitios con cobertura menor a 10 por ciento, debiendo ubicarlas y determinar los sitios afectados, considerando si son especies nativas o exóticas, es decir, introducidas y elaborar un plan de reforestación, y se se registrarán las especies de avifauna, determinando su diversidad, las aves afectadas por la estructura del paisaje y los factores físicos, así como identificar las poblaciones de aves silvestres para la conservación de especies migratorias y endémicas.

Cumpliendo con el artículo 18 de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos que señala la obligación de las autoridades que “cuando realicen obras, estarán obligados, con cargo a las mismas, a utilizar los servicios de antropólogos titulados, que asesores y dirijan los rescates de arqueología bajo la dirección del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y asimismo entreguen las piezas y estudios correspondientes a este Instituto”, los estudios de prospección arqueológica y rescate, en su caso, buscarán asegurar que la futura infraestructura no afecte el patrimonio cultural de la nación, al proteger los hallazgos arqueológicos y paleontológicos “que hay o se presume que haya en la zona y llegara a correr el riesgo de ser impactado tanto en el aeropuerto como en el área de influencia del mismo”.

En el impacto social se definirá el área de influencia de las localidades, el uso de suelo, vegetación, tenencia de la tierra, trabajo de campo, comunidades indígenas y no indígenas para que puedan establecer negociaciones y acciones de mitigación o solución de las afectaciones.

Los estudios de factibilidad ya realizados, demostraron su funcionalidad en concordancia con otros aeropuertos de la zona, como la aeronavegabilidad y de operaciones simultáneas, garantizar la resistencia de los terrenos a la penetración y a los esfuerzos sostenidos, las características hidrográficas y el cálculo de los escurrimientos pluviales para conocer las zonas de riesgo de inundación ante tormentas, para diseñar las obras de drenaje.

El proyecto contempla la realización de un estudio geofísico para determinar la perforación de un pozo profundo para la extracción de agua potable, así como también la elaboración del análisis del costo-beneficio en un plazo de tres años, para abastecer de manera segura el combustible y así garantizar su operación mediante infraestructura de abastecimiento de depósitos y suministro al lugar de recarga de las aeronaves, almacenaje y sistemas contra incendios, derrames y fugas en tuberías.