¡Qué viva América y muera el mal gobierno! #NeoliberalismoNuncaMás

Esas fueron uno de los tantos vivas que ejerció Miguel Hidalgo al librarnos del dominio Español.

Al día de hoy, siguen vigentes esas palabras, los malos gobiernos han ido escalando hasta convertirse en dictaduras financieras, causando enormes desigualdades, un ejemplo de ello es Ecuador, un gobierno y un país que se destaca por los niveles de precarización, pobreza y desigualdad, que muestran un alza preocupante, que se traduce en una pérdida de bienestar para la población ecuatoriana.
Es menester recalcar que en todo el mes de Octubre se originaron protestas en diferentes países, desde Barcelona, España, hasta Quito, Ecuador.

Hay que hacer especial énfasis en que estas protestas (Chile, Ecuador, Argentina y Haití) la rebeldía ciudadanía está más activa que nunca, el pueblo de diferentes Naciones esta listo para castigar, en las próximas votaciones a aquellos traidores gobernantes que se tiraron al ocio, a la mentira y a la traición.

Las recetas del Fondo Monetario Internacional no han funcionado, ni en México ni en Argentina. Los pueblos están listos para frenar cualquier tipo de abuso en repercusión de la economía popular. El presidente de Chile, Sebastián Piñera (un nostálgico defensor de la dictadura de Pinochet) lo ha dicho con toda claridad: “estamos ante un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie, estamos conscientes de que tienen un alto grado de organización y logística que es propio de una organización criminal”. (SIC)
Eso, señor Piñera, que usted llama “enemigo”, es el pueblo soberano e independiente en el que reside el poder.

Ese enemigo tiene un alto grado de organización, sí, porque como lo dijo Ricardo Flores Magón, que entre otras cosas, se destaca por ser pensador y periodista revolucionario en tiempos contra la dictadura Porfirista; “Solo el pueblo unido y organizado puede salvar a la Nación”.

Ese enemigo está en desobediencia civil por su sumisión ante las recetas dictadas por organismos internacionales, como el leonino Fondo Monetario Internacional.

Aquí es menester recalcar que el FMI dio el visto bueno a las reformas estructurales de la nación Mexicana. Fueron ellos quienes dieron señal verde a la reforma energética, que desde el sexenio de Fox estaba en marcha, a la reforma laboral, que en Ecuador pretendían cortar de 30 días de vacaciones a 15 días.

En México sufrimos, con el Peñismo, uno de nuestros peores estragos, la venta se nuestro petróleo y una esclavitud laboral, gracias a las recetas de organismo internacionales.
Dicho sea de paso, en 1998, que es cuando empieza la época de privatizaciones se dispara la desigualdad entre ricos y pobres al final de su sexenio.
En Brasil van rumbo a estas recetas, México se levantó de las garras del neoliberalismo, América Latina se levanta y tristemente Brasil retrocede.
Viene a mi memoria los dichos de John McCain: “en México existe un sentimiento antiestadounidense, sí las elecciones fueran Mañana, un ala de izquierda ganaría en México, y eso no es bueno para el Norte de América” (McCain, 2017)

No nada más ganó la izquierda en México, si no que está volviendo a revivir en América Latina, por ejemplo en Argentina y Perú.
Que los organismos internacionales entienda que se acaba la Doctrina Monroe, en donde su principal objetivo era hacerse de todo el continente de América por la fuerza, arrebatar el poder soberano e independiente del pueblo y una vez ellos -los gringos- instalados en el país que invadían sentar las bases para negociar a su propio beneficio, interés y capricho personal.

@hctorchairesrdz

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea