¿Qué propone el Partido “Redes Sociales Progresistas”?

Sin tomar en cuenta las aberraciones en las que ya incurría la oposición moralmente derrotada antes de que se declarara formalmente iniciado el arranque de las campañas electorales hacia el proceso de elecciones del 6 de junio próximo, una vez que éstas se consideraron formalmente iniciadas, su grado de degradación se incrementó a niveles que no esperábamos ver.

En este escenario hay que considerar que todas las actividades que desarrollan los partidos están financiadas con nuestros impuestos a través de las prerrogativas que les entrega el INE y que en este proceso ascendieron a más de 7 mil millones de pesos, los cuales utilizan para intentar engañarnos utilizando información falsa o tergiversada, publicada en los medios proclives a vender su opinión a cambio de unos cuantos pesos.

Adicionalmente se dedican a realizar toda clase de acciones que implican delitos electorales y que estando de su lado el INE, difícilmente son sancionadas o incluso siquiera señaladas como irregularidades por parte de esta cueva de delincuentes electorales, agazapados en un supuesto órgano autónomo que debería actuar como juez imparcial del proceso.

En este entorno plagado de trampas, simulaciones y actos aberrantes nos encontramos con partidos de reciente creación que se han puesto muy creativos, evidenciando una carencia absoluta de seriedad y de respeto hacia la inteligencia de la ciudadanía, que estaba esperando planteamientos inteligentes de las organizaciones recién autorizadas, para competir en el proceso electoral.

Con un presupuesto de 158 millones de pesos para cada uno de estos nuevos partidos, llama la atención las estrategias de algunos candidatos del partido Redes Sociales Progresistas, cuya base militante la integran principalmente, un buen número de maestros afiliados al SNTE, que alguna vez dirigió la maestra Elba Esther Gordillo, quienes son responsables de impartir la educación entre nuestra juventud.

Entre estos candidatos han destacado hasta hoy, las actuaciones de 3 de ellos por el nivel de las propuestas y la manera tan patética de hacer sus campañas,  que los han posicionado en la mente del electorado como protagonistas de acciones con las que nadie podría tomarlos en serio.

Así tenemos a un Alfredo Adame que contiende en el Distrito 14 de Tlalpan en Ciudad de México, quien lejos de ser un candidato serio con propuestas coherentes que mejoren el distrito que pretende ganar, se le ubica como un candidato que se dedica a mentarle la madre espontáneamente a cualquier ciudadano que le cae mal, como sucedió en su arranque de campaña, pero además en una suerte de payaso de carpa, también lo hace por solicitud de algunas personas, que sólo lo utilizan para reírse y exhibirlo.

Ese partido formado fundamentalmente por educadores también cuenta con una candidata pintoresca, que compite para la diputación federal del Distrito 3 de Sonora, llamada Rocío Pino, quien se autocalifica como “la grosera” y aparece desnuda en su propaganda de redes sociales, haciendo gala de su proclividad a la promiscuidad más básica, presentando una propuesta de campaña cuya promesa central es conseguir que el sector salud implante senos a todas las mujeres que lo soliciten al grito de “chichis para todas”.

Para terminar con estos ejemplos del nivel educativo hacia el que se orienta el partido identificado con los maestros, tenemos a su candidato para ocupar la alcaldía de Tonalá en Chiapas, quien decidió presentar un espectáculo con bailarinas teiboleras y strippers en plena vía pública ante la presencia de familias, incluso frente a menores de edad que asistieron al evento. Lo increíble, es que gente del público se prestó para subir al escenario para tener un baile más personal aunque no privado.

Esto es una muestra de en qué se están gastando los 158 millones de pesos que les entregaron de nuestros impuestos y que aunque parezca increíble, son parte de las acciones con las que buscan conseguir el voto de los electores, como si los ciudadanos estuvieran al mismo nivel de consciencia que los integrantes de éste partido.

Por desgracia, en lugar de contar con una oposición seria, con propuestas formales, que no busque exclusivamente su enriquecimiento, encontramos que los individuos antes mencionados, no son los únicos, todos los días aparecen personajes similares en otros partidos, que nos confirman que la oposición moralmente derrotada, se encuentra totalmente confundida.

Como lo dijo el poeta italiano Dante Alighieri: “Siempre la confusión de las personas, principio fue del mal de la ciudad”.