Por túneles bajo la iglesia, Naasón Joaquín García trasladaba a sus víctimas (VIDEO)

Por unos túneles excavados durante la construcción del templo de la Iglesia La Luz del Mundo por parte de Samuel Joaquín Flores, padre del ahora exlíder Naasón Joaquín García, este último trasladaba a mujeres y niñas hasta sus habitaciones privadas con el objeto de abusar sexualmente de ellas.

Estos túneles que fueron construidos supuestamente para que los líderes se pudieran trasladar evitando a los feligreses, comunican a diversas partes del templo y sus habitaciones, pero además a diversos puntos de la colonia Hermosa Providencia en Guadalajara, donde se ubica la iglesia.

La estructura subterránea ordenada por Joaquín Flores tiene una altura de 2.1 metros y una anchura de 1.5 metros, por lo que una persona puede utilizarlo sin molestias, y su interconexión con prácticamente todo el templo y la colonia circundante lo hace perfecto para la clandestinidad en las aparentes intenciones de Naasón Joaquín García.

Por su parte, la iglesia de La Luz del Mundo niega la existencia de dichos túneles, argumentando que se trata de un sótano para jóvenes y niños que contaba con una biblioteca.

De acuerdo con los testimonios que revelaron a Univisión y que fueron recuperados por los periodistas Gerardo Reyes, Isaías Alvarado y Peniley Ramírez; Naasón Merarí Joaquín García se sentaba a ver cómo adultos abusaban sexualmente de menores de edad. Sus víctimas, exigía el líder, debían ser de tez blanca o de tez morena clara.

“Las selecciona dependiendo del color de piel, tenía que ser clara, no muy morenas, tenías que ser blanca o morena clara, rasgos nos, el cabello de cierta manera, tenías que tener una buena altura”, dijo Sochil Martin, sobreviviente de La Luz del Mundo, a autoridades de Estados Unidos. Su declaración fue recuperada por Univisión.

Una de las historias relatada por Sochil Martin es aterradora, dijo que un niño de 14 años fue obligado a tener relaciones con su propia madre por órdenes de Naasón.

“El niño temblaba, el niño estaba frío y le di un beso, y el niño estaba helado, no pude”, dijo Sochil, quien había recibido la orden de abusar del menor frente a su madre. Ella (la madre) sonreía como si fuera algo normal o como que ella ya lo estaba esperando”, relató la mujer, quien dijo, recibió una golpiza después de negarse a cometer el abuso por ordenes de Naasón.

Con información de Univisión