Pese haberse equivocado con los gasoductos, Urzúa asegura que es un error seguir con Dos Bocas

¡Vuelve a las andadas!
El exsecretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, dijo en su columna en El Universal, que existe un “panorama sombrío” en cuanto al crecimiento económico, culpa principalmente a la caída de la inversión pública en 2020. Y destacó que, pese a la “falta de dinero”, sigue en pie la construcción de la refinería Dos Bocas, en Tabasco, quien López Obrador ha dicho que costaría 8 mil 500 millones de pesos, sin embargo el ex funcionario aseguró que costaría 50% más, por lo que lo considera un error su construcción.

El exfuncionario asegura en su columna que se han subestimado tanto los costos, como los costos de construcción, “no podrá estar lista a mediados de 2022 y no acabará costando 8,500 millones de de dólares, sino, con mucha suerte, cincuenta por ciento más… se comete un error al elegir ese proyecto en particular, pues Pemex podría desarrollar otros en el área de exploración y producción de petróleo que serían mucho más rentables”.

Carlos Urzúa dice en su columna que “la inversión en Dos Bocas no tendrá efecto positivo, debido a que el dinero asignado será transferido a empresas extranjeras que proveen maquinaria, equipamiento y pericia técnica, además dijo, la posibilidad de que se susciten actos de corrupción en el proceso de procura crecerá de manera muy significativa”.

El exsecretario de Hacienda insiste que México está en problemas y asegura que el siguiente “nubarrón” será el pago de pensiones, ya que en el 2020 se destinarán 965 mil millones pesos al pago de pensiones a los jubilados del Gobierno Federal, IMSS, ISSSTE, Pemex y CFE, el cual crecerá 6% respecto del 2019.

Cabe recordar que a su salida del gobierno federal, Carlos Urzúa aseguró que México iba a perder el arbitraje que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) inició en contra de las compañías IEnova y TC Energy —antes TransCanada— por la construcción del gasoducto marino Texas-Tuxpan.

Lo más preocupante, dijo Urzúa “es que mientras el pleito dura, el gasoducto no se podrá utilizar, lo que nos dejaría imposibilitados de satisfacer un tercio de la demanda de gas” y no paró ahí, también dijo que sería un litigio largo: “El pleito va a durar años y es muy probable que México lo pierda, además de que no podremos usar ese gasoducto”.

Sin embargo, la predicción que auguró Carlos Urzúa fue un fiasco, pues apenas el 27 de agosto, el presidente de México anunció el fin al conflicto de la CFE y los gasoductos.