Panistas se molestan con el PRI por no rechazar de tajo la Reforma Eléctrica de AMLO

A raíz de que el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno y el coordinador de la bancada priísta, Rubén Moreira, expresaran públicamente su intención de analizar cuidadosamente la iniciativa de Reforma Energética enviada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, los legisladores del Parido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se reunieron con el PRI para presionar a éste último para que se comprometan a rechazar la iniciativa sin análisis ni discusión alguna.

Al no lograr que en ese primer encuentro que los legisladores prisitas se dobleguen ante sus exigencias, el panista Jorge Romero comentó que en la alianza Va por México, conformada por el PAN, PRI, PRD, “son importantes los hechos y no los dichos”, pues según afirma, la alianza “Va Por México” se conformó precisamente para bloquear toda la iniciativa proveniente del Ejecutivo federal, sin importar el sentido de ésta.

“Una alianza no son los dichos, son los hechos. Estamos al borde de la determinación de los hechos. Si en los hechos nos conservaremos como una alianza legislativa, proseguiremos como alianza”, señaló el coordinador del PAN, Jorge Romero.

Y es que, aún antes de una primera lectura y por lo tanto desconociendo el contenido de la misma, el panista calificó la propuesta como “un tarifazo de luz”, para después corregirse a sí mismo y reconocer que cada grupo parlamentario hará su análisis sobre la reforma constitucional para después tomar la decisión; sin embargo, insistió en que la alianza Va por México funciona con los hechos.

“Creemos que sólo se es alianza cuando se tienen hechos de actuar como alianza. No me voy a adelantar: si en los hechos vamos a funcionar como alianza legislativa, entonces en los hechos seguiremos actuando como alianza legislativa y electoral. Si es distinta, distinto es el resultado”, mencionó Romero.

En una conferencia de prensa convocada para el tema, el coordinador parlamentario reiteró que su grupo votará en contra de la propuesta del presidente López Obrador, sin importar el resultado del estudio que su bancada realizará y señaló que sería un honor que el mandatario federal “exhiba” la votación, pues en su opinión la iniciativa es inconstitucional y asegura que haría que el precio de la luz aumente.

Pero aún con la evidencia española de los severos problemas que provoca el esquema de generación de energía en manos privadas, el panista insiste en defender su peculiar concepción de “libre mercado”, asegurando que sucederá lo contrario a lo que la experiencia de España nos demuestra sin lugar a dudas.

“La posición del PAN es votar en contra de esta reforma eléctrica constitucional, porque por cuestiones de fondo estamos convencidos que atenta contra lo que son principios constitucionales y de avance para el país, atenta contra el libre mercado y la libre competitividad, aumenta el control estatal que sabemos que el resultado del mismo va a ser que cueste más la producción de electricidad y cueste mas para el consumidor”