Obtiene el Cablebús de la CDMX récord Guinness por ser el teleférico más largo del mundo

El adjudicador oficial de la organización en América Latina, Carlos Tapia Rojas, dijo que el Cablebús en su línea 2, que va de Constitución de 1917 a Santa Martha, en la alcaldía Iztapalapa, es un sistema de transporte público de gran impacto social, con una medición oficial de 10 mil 555.30 metros, lo que lo acredita para el récord Guinness por ser el teleférico de transporte urbano más largo del mundo.

La organización entregó ayer el reconocimiento a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, quien expresó que su administración trabaja por una ciudad de vanguardia a nivel internacional, por lo que el próximo paso es que la capital del país sea la urbe con el mayor número de puntos de conexión wifi gratuitos, ya que en la actualidad ocupa el segundo lugar.

El secretario de Movilidad, Andrés Lajous Loaeza, destacó que el segundo teleférico más largo del mundo también se encuentra en la capital mexicana, en referencia a la línea 1, que va de Indios Verdes a Cuautepec, en la alcaldía Gustavo A. Madero y subrayó que la línea 2 tiene siete estaciones y 305 cabinas que transportan a 49 mil usuarios en promedio al día, además de que tiene una operación silenciosa, y representa una reducción en el traslado de una hora 15 minutos que se hacía por tierra a 36 minutos.

La línea 2 del Cablebús, que fue inaugurado hace dos semanas, rebasa a los teleféricos de las islas Phú Quoc-Hon Thom de Vietnam, al de Santo Domingo, de República de Dominicana; Mexicable de Ecatepec, estado de México; Metrocable Meriche de Caracas, Venezuela, y la Línea Azul de La Paz, Bolivia.

La Jefa del gobierno capitalino expresó que ya está en la etapa de estudios para determinar la inversión que se requiere para ampliar el sistema Cablebús en la capital del país, toda vez que se prevé llevar ese sistema de transporte a las alcaldías Tlalpan y Magdalena Contreras.

Sobre el récord, expresó que es un logro para la Ciudad de México, pues se trata de “una obra de movilidad, pero también de justicia social que permite que los que menos tienen tengan el mejor transporte”.

Jorge Abed, director de Alfa Proveedores y Contratistas, una de las constructoras junto con la italiana Leitner, dijo que al observar la longitud de la línea 2 del Cablebús, notaron que no existía en el mundo otra con las mismas condiciones, por lo que se hicieron las gestiones con Guinness World Records.