No habrá bolsas especiales, ni ‘moches’ para organizaciones; no vamos a ceder a presiones: AMLO

A varios días de protestas que están llevando a cabo integrantes de organizaciones sociales en la Cámara de Diputados para que se aprueben recursos especiales para el campo en el presupuesto del próximo año, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no habrá “bolsas especiales”, ni moches ni dinero directo a organizaciones.

Durante su conferencia matutina, en Palacio Nacional, el presidente López Obrador afirmó que los protestantes que cometan delitos durante sus movilizaciones en las inmediaciones del recinto legislativo de San Lázaro deberán ser sancionados.

El mandatario destacó que no se darán recursos en el presupuesto para el próximo año para organizaciones de campesinos, cuyos integrantes amagaron con que, si no se les entregan recursos, realizará acciones con mayor intensidad. Por lo que presidente, nuevamente sacó un pañuelo blanco durante su conferencia para asegurar que ya no existe la corrupción.

López Obrador reiteró a los partidos de oposición que ya tendrán oportunidad, en la consulta de revocación de mandato, para convocar a su retiro de la Presidencia y reiteró que quienes se oponen a su gobierno es una minoría.

“Afortunadamente, la mayoría de la gente está respaldando al gobierno, y son pocos, porque es una minoría, eso sí, como no les funcionan sus estrategias, cada vez está exaltados y cayendo hasta en el ridículo, está como desquiciados. Les digo: serenense, replanteen cómo hacer la oposición, y organícense, ya vendrá la consulta para revocación del mandato y el pueblo va a decidir si quiere que regrese el régimen de oprobio, de corrupción, injusticias”

Cabe recordar que esta semana la Cámara de Diputados cumplió el día de ayer, una semana de bloqueo total, por parte de organizaciones campesinas que demandan recursos adicionales en el gasto público de 2020. Un sector de esas organizaciones exige recursos por 24 mil millones de pesos, para comercialización.

Con información de El Economista