“No es tan grave. Hay países que se sienten el gobierno del mundo”; responde AMLO a EU por baja en calificación aérea

Después del golpe al orgullo norteamericano por la sorpresiva adquisición de la refinería de Shell en Deer Park por el gobierno mexicano, la administración de Joe Biden decidió contra atacar con una baja calificación a la aeronáutica mexicana, pasando de categoría 1 a categoría 2, por que, a juicio de la agencia estadounidense, nuestro país no cumple con los estándares de seguridad requeridos para obtener el reconocimiento que ellos otorgan.

Y es que en 2010, tras haber recibido una sanción similar, el gobierno de México negoció con las autoridades de los Estados Unidos una ley aplicable en nuestro país que supuestamente fomentaría el tráfico aéreo y estimularía a las empresas de aviación para invertir en el territorio nacional, lo que en la realidad obligó a las líneas aéreas mexicanas a negociar acuerdos con empresas extranjeras que les permitieran su supervivencia.

Esa misma ley aprobada en 2010 y que le valió a México su recalificación a categoría 1, es la que hoy imputa la FAA con el argumento de que no cumple con los estándares de seguridad de la Organización de Aviación Civil Internacional, sin embargo tanto las líneas aéreas nacionales como el gobierno de México no consideran que el asunto sea de gravedad importante, pues la misma regulación invocada por los Estados Unidos establece que no se pueden modificar las condiciones preexistentes para la navegación aérea, pues solamente aplica para nuevas rutas o líneas comerciales de creación posterior.

Si bien se establece en la calificación de categoría 2 que las compañías aeronáuticas deben revisar sus acuerdos comerciales con las empresas mexicanas, no lo marca como una obligación, por lo que no todas están dispuestas a hacerlo. Quizá el único problema real que esto provoque es en la restricción para que las líneas aéreas norteamericanas vendan boletos de empresas radicadas en México.

Por todo lo anterior el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que “no es tan grave” que la Administración Federal de Aviación (FAA) haya degradado la calificación a México en materia aérea, mientras criticó que algunos gobiernos desdeñen la independencia de cada país y se sientan con el derecho de gobernar el mundo.

“No es tan grave, ellos tienen unas normas y las imponen en todo el mundo, como suele pasar en otras cosas. A veces hay países que se sienten los gobiernos del mundo, se olvidan que el mundo tiene alrededor de 200 países que son libres, independientes y soberanos, entonces se erigen en jurados, califican todo”, expresó el mandatario durante la tradicional conferencia matutina.

López Obrador explicó que el tema no es tan grave, pues las líneas aéreas nacionales están muy ocupadas con bastante demanda en la recuperación que experimenta el uso de este medio de transporte, y que además se cuentan con los elementos necesarios para regresar a la anterior calificación.