“Mi Zamarripa, nomás espérame poquito, vamos a jalar como lo hemos hecho” decía “El Marro” al fiscal de Guanajuato

Un claro ejemplo de los casos que provocaron la reciente expresión del secretario de Marina, sobre que en ocasiones el Poder Judicial parece el enemigo, es la manera en que José Antonio Yépez alias “El Marro” se dirige a Carlos Zamarripa, actual Fiscal General de Guanajuato, a tan solo unos meses de la detención del primero, pues en un video que circuló ampliamente desde el pasado viernes en redes sociales, el delincuente dice al funcionario:

“Mi Zamarripa, nomás espérame poquito, vamos a jalar como lo hemos hecho”

Y es que, en mayo de 2017, el General Arturo Velázquez Bravo, entonces jefe de la XVI zona militar, reconoció públicamente que desde 2009 existía el Cártel de Santa Rosa de Lima, agrupación criminal que opera en el estado de Guanajuato bajo las ordenes de José Antonio Yépez “El Marro”, y que se dedica principalmente al delito conocido como huachicoleo, extrayendo un mínimo de 18 millones de litros anuales, además del tráfico y distribución de estupefacientes.

Para octubre del mismo año empezó a circular un crudo video donde se evidencia la existencia de esta organización delictiva y se revela el nombre de su líder, y sin embargo, Carlos Zamarripa Aguirre, que en aquel momento se desempeñaba como procurador de justicia en Guanajuato negaba desde entonces la existencia del Cártel de Santa Rosa de Lima, que acabó convirtiéndose en el enemigo público número uno del estado.

El video, de circulación viral en redes sociales desde el pasado viernes causó gran indignación, pone en evidencia los nexos de complicidad entre el grupo criminal y las autoridades encargadas de combatirlos, por lo que se generaliza el clamor de justicia dirigido al estado de Guanajuato, que debe iniciar por la investigación judicial a Carlos Zamarripa y su vinculación con “El Marro” y el Cártel de Santa Rosa de Lima, pues se estima que el funcionario de la Fiscalía permitió y promovió el crecimiento del grupo delincuencial.