México rescata a 750 migrantes de Centroamérica; algunos estaban secuestrados (VIDEO)

El Gobierno de México informó que el Instituto Nacional de Migración (INM) rescató en el mes de agosto a más de 750 migrantes centroamericanos que permanecían retenidos contra su voluntad en bodegas y casas de seguridad.

“Acabamos de rescatar un grupo muy grande de migrantes en el norte que estaban prácticamente secuestrados. No deseamos una desgracia”, dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la conferencia de prensa matutina.

Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, expuso una serie de casos que ilustran parte de la crisis migratoria.

En el norte del país, en Ciudad Camargo, estado de Tamaulipas, el 5 de septiembre, autoridades federales rescataron a 162 migrantes que estuvieron abandonados durante cinco días en una bodega, sin alimentos.

“Consideramos este uno de los casos más graves que hemos vivido este año. La mayoría de las personas eran originarias de Guatemala, Honduras y El Salvador, que presentaban signos de deshidratación y desnutrición. En total 101 personas viajaban en familia, y encontramos 23 menores de edad no acompañados. Varias de las personas presentaron crisis nerviosas. Pidieron a las autoridades mexicanas que los apoyaran en regresar a su país de origen”, dijo Ebrard.

En Cadereyta, Nuevo León, el 31 de agosto de 2021, el INM y policías estatales “rescataron a 327 personas migrantes, entre ellos, 120 menores de edad que permanecían hacinados y en condiciones insalubres al interior de una casa de seguridad”, según informó el canciller.

En Puebla, el 26 de agosto, autoridades mexicanas “ayudaron a 208 personas originarias de países de Centroamérica después de que se encontraban retenidas dentro de una bodega”.

En Tenosique, estado de Tabasco, se liberaron a nueve migrantes de nacionalidad hondureña que estaban amarrados. El canciller señaló que llevaban cinco días secuestrados, sufriendo tanto maltrato físico como psicológico.
También se informó que les tomaban fotos y videos para enviarlos a sus familiares como medida de presión para pagar un rescate.

Los presuntos responsables de este secuestro podrían estar vinculados a otros cuatro casos de secuestro de migrantes, de acuerdo con investigaciones preliminares.