¿México Libre o delincuencia política?

El Tribunal Federal Electoral, acomodó un revés contundente al INE de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama.

Las conferencia mañaneras del presidente López Obrador, no pueden ser consideradas propaganda política, a favor de un determinado Partido.

Se trata de un ejercicio de información, necesario para la sociedad mexicana. Por lo mismo, no prospera la decisión del INE para suspenderlas en Hidalgo y Coahuila, durante el periodo electoral en ambas Entidades.
La fortaleza de los consejeros de corte conservador, propietarios en los hechos de un organismo autónomo, que en realidad se ha convertido en palanca de triunfos fraudulentos para los partidos políticos de la derecha, no parece ser tan grande, como muchos pensaban.
Al menos en esta ocasión, el Tribunal Federal Electoral tira una decisión muy cuestionable, que intentaba restringir la voz del gobierno federal, durante más de un mes, alegando que con las conferencias matutinas se beneficiaba a los candidatos surgidos de Morena.
Una falsedad tan evidente, que no prosperó en la instancia superior del Poder Judicial.

Bien harían Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, consejeros asociados a la causa conservadora, en tomar esta decisión del tribunal, como un señalamiento directo en el sentido de que las cosas están cambiando en el ámbito público.

El Poder Judicial está viviendo un periodo de restructuración, en el que la Judicatura Federal está muy al pendiente del desempeño y honestidad de jueces, magistrados y ministros.

Hay además, aparte de ésta, otra inconformidad presentada por el gobierno del presidente López Obrador, en contra de las decisiones que ha tomado el INE.

Tiene que ver con la suspensión de un mensaje para medios de comunicación, en donde el presidente de México cita palabras del Papa Francisco.

El INE solicitó a los medios de comunicación la suspensión de este video, alegando que se violaba el carácter laico del estado mexicano. Pero olvida mañosamente el hecho de que el Papa es también Jefe del Estado Vaticano, con el que México mantiene relaciones diplomáticas desde hace décadas.

Citar a otro jefe de Estado en sus declaraciones públicas, no puede ser motivo de censura, por parte del INE.
Veremos que determina el Tribunal Electoral en este caso.

Lo importante, es entender que hay acciones en contra del gobierno de la Cuarta Transformación, de parte de los consejeros electorales que han avalado fraudes de la derecha en el pasado, para silenciar a la administración federal, ante la proximidad de la fecha en que se inicie un nuevo proceso electoral en el país.

Coahuila e Hidalgo son el campo donde se intenta poner en práctica la estrategia que se construye dentro del INE, para dar oportunidades de triunfo a los alicaídos partidos políticos de la derecha.

Los viejos consejeros en el INE saben que el fraude electoral ha sido reclasificado a delito grave. Quien sea sorprendido cometiendo infracciones a la legislación vigente en materia electoral, puede enfrentar cárcel por varios años.
Por eso, intentan poner en práctica acciones novedosas, donde sin ser tan descarados, se favorezca a los candidatos a cargos de elección, surgidos de las filas de los partidos políticos opositores.

Lo primero que vemos, son estas acciones en contra del gobierno. El INE tiene su vista fija en el presidente López Obrador y en el gobierno de la Cuarta Transformación, cuando su atención debería concentrarse en lo que hacen y dejan de hacer los partidos políticos que participarán en las elecciones intermedias del año entrante. Esa es su función principal.
Mañana será un día crucial para la democracia en nuestro país.

El Instituto Nacional Electoral dará a conocer públicamente, si otorga o no el registro como partido político, a la organización “México Libre”, fundada y financiada por el expresidente Felipe Calderón.

Se trata de una asociación que para conseguir reunir los requisitos que marca la Ley a quienes aspiran a convertirse en nueva fuerza política, violó las disposiciones relativas al financiamiento que pueden recibir los solicitantes. Algunos de los recursos financieros que recibió “México Libre”, no son identificables. Esto le costó que el mismo INE, le aplicara una sanción que se aproxima a los tres millones de pesos. Está prohibido aceptar recursos de este tipo, o no reportar los datos de quienes realizan esos depósitos.
La Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, debe tomar cartas en el asunto, pues el INE mismo anunció públicamente, que se trataba de un caso que podía constituir un delito electoral.

No es posible que con estos antecedentes, se intente otorgar registro a la organización de derecha, que representa los intereses de Felipe Calderón.

Aparte de lo que se decida en el INE el día de mañana, es conveniente que la sociedad que apoya el proyecto de transformación que vive México, esté en alerta para impedir que progrese la causa de Felipe Calderón.
La primera forma de hacerlo, tiene que ver con el rechazo en redes sociales al otorgamiento del registro como partido, a esta organización. No queremos que renazca el partido ligado al crimen organizado, tal y como aconteció en el tiempo en que gobernó a México Felipe Calderón y era su Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

La segunda forma de combatir esta conducta contraria a la Ley Electoral, es exigir la salida inmediata de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, si prospera la solicitud de “México Libre”. Que les cueste el cargo a estos dos oscuros personajes, el permitir que la delincuencia organizada tenga presencia en la vida política del país.

El tercer y último camino, consiste en no dar un solo voto a “México Libre” en las elecciones intermedias del 2021. Los nuevos partidos no pueden ir en alianza en su primera participación electoral.

Que el Partido de Calderón pierda el registro en forma inmediata. Que nazca y muera en cuestión de meses. Necesita un mínimo de votos para mantener el registro y si la sociedad mexicana repudia a esa nueva fuerza política, donde la delincuencia puede estar incrustada, es seguro que no pasara su primera gran prueba.

Estemos atentos a la decisión que tome al INE el día de mañana. No seamos pasivos. Participemos activamente para que la organización propuesta por el corrupto Felipe Calderón, no prospere.

No queremos delincuentes en el poder, ni en cargos de representación.
Vivimos tiempos de cambio y una de las prioridades del pueblo de México, es deshacernos definitivamente de todas las lacras del pasado naoliberal.

Malthus Gamba

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea