México demanda a fabricantes de armas en EU; comercio negligente e ilegal, acusa

Debido a que diversas empresas fabricantes de armas en los Estados Unidos de Norteamérica han tenido prácticas negligentes y hasta ilegales en su comercio con México, facilitando la exportación desde aquel país hacia nuestro territorio, el gobierno mexicano que encabeza Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) demandó ante una Corte de Distrito en Estados Unidos a 10 fabricantes de armas.

En conferencia de prensa, funcionarios de la Cancillería mexicana aclararon que la demanda no es contra el gobierno norteamericano o su titular, Joe Biden, de quien reconocieron su esfuerzo para reducir el flujo de armas, sino de empresas particulares que han lucrado con la negligencia, tales como Smith & Wesson; Barrett Firearms; Colt’s Manufacturing Company; Glock Inc; Sturm, Ruger & Co, Inc, entre otras.

“Es un ejemplo de práctica negligente, es un derecho constitucional de los estadounidenses poseer y comprar armas, pero hablamos de daños en el territorio mexicanos, que tiene un estricto control de su compra, sino es con la autorización de las autoridades correspondientes”, dijo Alejandro Celorio Alcátara, consultor jurídico de México, quien señaló que se realizó una demanda estratégica en territorio de los Estados Unidos para que sea vinculante y en términos de la ley de aquel país.

La SRE señaló que las empresas demandadas no solo exportan armas que en los Estados Unidos se destinan a un “uso doméstico”, sino que además envían a nuestro país armamento de guerra y de uso exclusivo del ejército, por lo que el documento especifica que es “para poner fin al masivo daño que causan los demandados al facilitar activamente el tráfico ilícito de sus armas a los cárteles y otros delincuentes en México”.

Por su parte, el senador Ricardo Monreal señaló que la demanda presentada en Boston, Massachusetts es un hecho sin precedentes, pues México no puede guardar silencio ante la situación.

El Canciller Marcelo Ebrard detalló que tomó dos años “organizar la acción legal que pudiera tener éxito y que fuera factible en los Estados Unidos en contra de quienes producen las armas íntimamente vinculadas con la violencia que vive México”. Asimismo, dijo que México “no busca interferir en la política de Estados Unidos relacionada a las armas”.

De acuerdo con el Secretario de Relaciones Exteriores, la demanda se interpuso ante una corte federal en Boston, Massachusetts y el monto de misma se determinará en el juicio.

“Si no hacemos una demanda de esta naturaleza, si no la ganamos, no van a entender y vamos a seguir teniendo muertos todos los días”, expresó el Canciller.

Ebrard Casaubón señaló que México no solo busca la reparación de los daños, sino que busca que se modifique esa práctica de armas hacia México con estándares y con la disciplina de los distribuidores, pues mencionó que éstas tienen la responsabilidad.

Con información de Sin Embargo y Reporte Índigo