Mario Delgado; el nuevo Presidente de MORENA

Por. Diego Iván López
Twitter: @DiegoI_Lopez

El diputado federal Mario Delgado se impuso a su correligionario, Porfirio Muñoz Ledo en la disputa por la dirigencia nacional del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). El Instituto Nacional Electoral (INE) informó que Delgado ganó con el 58.6 por ciento contra 41.4 por ciento de Muñoz Ledo. Fue la tercera encuesta que se llevó a cabo, después del empate técnico en la segunda encuesta. En este último sondeo, las tres empresas encuestadoras fueron: Parametría, Covarrubias y Asociados Demotecnia 2.0; la muestra fue por un total de 4 mil 729 entrevistas efectivas a militantes y simpatizantes de Morena.

Días previos a la elección de la dirigencia de Morena; Gibran Ramirez, Yeidckol Polevnsky y Antonio Attolini mostraron su apoyo a Delgado Carrillo. Lo cuál mostraba una clara tendencia de hacia donde se inclinaría la balanza. Después del triunfo, Mario Delgado hizo un llamado a la unidad de la militancia morenista, pero todo indica que el conflicto interno seguirá escalando y así lo han insinuado personajes de la facción que perdió la elección. El senador Martí Batres calificó de “Neoliberal” al nuevo dirigente del partido guinda. Por su parte, Porfirio Muñoz Ledo aseveró que “las bases del partido son las que deben decidir el destino de la Cuarta Transformación”.

La disputa por el control del partido que llevó a López Obrador a la presidencia de la República ha provocado la ruptura entre las dos corrientes que lo integran: Los Puros y Los Pragmáticos. El triunfo de Mario Delgado en la dirigencia de Morena es una victoria política para el grupo de Los Pragmáticos, que encabezan Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores (SRE) y Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado. Era crucial para las aspiraciones presidenciales de Ebrard colocar a un hombre clave al frente del partido que ostenta el poder en México; tendrán el control de las candidaturas para las elecciones intermedias del próximo año.

Mario Delgado al frente de Morena podrá designar diversas candidaturas del partido en los próximos comicios, además de construir nuevas alianzas con los partidos afines de la 4T: Partido del Trabajo (PT) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Asimismo con los tres nuevos partidos que acaba de ratificar el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF); Partido Encuentro Solidario (PES), Redes Sociales Progresistas (RSP) y Fuerza Social por México (FSM).

2021 será la escenificación de las elecciones más grandes de la historia; en dónde se renovarán 15 gobernaturas, la Cámara de Diputados, 30 congresos locales, mil 900 ayuntamientos y juntas municipales. Un escenario parecido al 2018 colocaría a Marcelo Ebrard al frente de la disputa interna en la 4T por la sucesión presidencial; una derrota podría relegar a la corriente pragmática y empujar al grupo de “Los Puros” encabezados por Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México por la candidatura presidencial. Reservando la última decisión a López Obrador.

El factor Estados Unidos podría inclinar la balanza a favor de Ebrard Casaubón; el canciller mexicano mantiene buenas relaciones con la cúpula demócrata desde la administración de Barack Obama. Al asumir la titularidad de la SRE, Marcelo Ebrard ha tenido un gran desempeño al frente de la secretaría y sus oportunas intervenciones han servido para mantener una buena relación con el mandatario norteamericano, Donald Trump. La visita del presidente López Obrador a Washington D.C le abrió las puertas al canciller con el principal socio comercial de México.

Parece lejano el 2024, pero en Morena se empiezan a mover las piezas del ajedrez político entre las dos fuerzas internas que colocaron a López Obrador como titular del Ejecutivo Federal. “Los Puros” que acompañaron a AMLO moviendo a la base social desde su incursión como Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal y “Los Pragmáticos” que se han ido incorporando al obradorismo haciendo alianzas con los poderes fácticos que permitieron la llegada del tabasqueño a Palacio Nacional.

La elección del nuevo dirigente de Morena, Mario Delgado impactará en el rumbo político que tomará el país en los próximos años. El grupo cercano a Marcelo Ebrard, también llamados “Los moderados o los aliados” tendrá la posibilidad de realizar movimientos desde la presidencia del partido y consolidar la candidatura del canciller rumbo a las elecciones federales del 2024. Es muy pronto para conocer quién será el candidato de la 4T a la presidencia de la República, aunque con lo acontecido Ebrard parece aventajar a Sheinbaum en la contienda interna.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea