Los “intelectuales” y el BOA; aun así, Morena arrollará en Gubernaturas y Congreso Federal

Quizá el único sendero para revertir los bajos niveles de aprobación de una oposición, y la desconfianza a un grupo “intelectuales”, surgió como la respuesta inmediata a constituir un apéndice del BOA que, aun sin liderazgos, unifican voluntades a fin de ofrecer hipotéticamente una maquinaria sólida en 2021. Sin embrago, en una predicción anticipada, están condenados al fracaso, no solo por la legitimidad de López Obrador, sino, porque la trayectoria de los partidos del Bloque Amplio Opositor está muy mermada y desacreditada. Si comparamos ambas, es notable que prácticamente el escepticismo sea contundente para naufragar en aguas profundas la idea que provocará el “Todos unidos contra Andrés Manuel”.

Escribe: Javier Lozano

Era cuestión de tiempo para que un bloque de escritores y comunicadores que se han autodenominado defensores de la democracia, lanzaran la propuesta para unificar criterios y voluntades a fin de arrebatarle el dominante poder que ha construido Andrés Manuel López Obrador en el ejercicio democrático, gracias a la lucha que legitimó su gobierno en el que 30 millones de mexicanos consientes salimos a sufragar— un ansiado cambio al paradigma político tradicionalista. Esa esperanza que convocó un grupo de “intelectuales”, no es más que el mismo guion que explicó tantas emociones y frustraciones al observar que las cosas dieron un giro sustancial que terminó con el clientelismo y las prebendas.

Eso, nos ha llevado a confirmar la hipótesis del BOA: un mecanismo conspirador que pretende detener el avance de la Cuarta Transformación; pero esta vez, de forma abierta, con las máscaras de fuera; sin inmutarse, sin prejuicios. De hecho, pensamos que eso nunca sucedería y que actuarían desde la clandestinidad. Sin embargo, se quitó la careta el Bloque Amplio Opositor para declararle la competencia a López Obrador y Morena en 2021. Saben perfectamente que la coyuntura electoral minó la esperanza de recuperar el terreno; no obstante, no vemos ni por donde valla permear la incapacidad política que han mostrado. Se alejó por lo menos la pequeña ilusión.
El PRI quizá vivirá uno de sus peores momentos críticos en el instante que se comience a destapar la Caja de Pandora con Emilio Lozoya; el costo político, seguramente será ultimísimo porque embarrará según comentarios que se han filtrado, una serie de evidencias que sepultarían por completo al priismo. Desde esa perspectiva, el mismo PAN saldría salpicado en el hipotético caso que algunos legisladores que aprobaron la reforma energética, hubiesen incurrido en actos o prácticas deshonestas.

Y, el PRD, en el que prácticamente no existe ninguna razón para desgastar un análisis cuando en términos políticos están pulverizados.
La lógica de ese escenario a posteriori, arrojó más certidumbre en el gabinete de López Obrador, y en el principal epicentro de grandes referentes como el Senado de la República— que ha jugado un papel preponderante con el timón de Ricardo Monreal en los cambios constitucionales inherentes al programa de la 4T. En el caso de las personas cercanas al presidente en el seno de Palacio Nacional, Esteban Moctezuma estaría ganando sin ningún problema San Luis Potosí; lo mismo, Alfonso Durazo en Sonora con un margen grande. Y desde la cámara alta, se perfilarían la mayoría de candidaturas:

Baja California Sur seria encabezado por Víctor Manuel Castro Cosió; en Chihuahua la pelea está entre PAN y Morena, pero la mejor carta de este último es para el Senador Cruz Pérez Cuellar; Guerrero no tendría ninguna complicación con Félix Salgado que sujeta un trecho holgado; lo mismo en Michoacán donde ganaría sin apuro el despacho de la administración con Cristóbal Arias Solís, que se ha mantenido en ascenso todo el tiempo; en Nayarit, no hay duda de que Miguel Ángel Navarro Quintero pedirá licencia con la finalidad de buscar la gubernatura en el cual mantiene un margen grandísimo; y en Tlaxcala, se impondrá sin mayor problema en la imagen de Lorena Cuellar Cisneros.

Hay dos casos especiales que saldrían fuera del senado. Primero: Layda Sansores que arrasará en Campeche en una votación técnicamente saldada; en Nuevo León considero que el mejor perfil a competir tiene que ser Tatiana Clouthier; y por último el estado de Zacatecas donde no hay ningún impedimento para que David Monreal compita y gane la elección.

Con esta premisa, Morena se prepara para ser el gran triunfador de las elecciones intermedias del 2021. Lo mismo, ni la mancuerna, ni el BOA, detendrán nuevamente el Tsunami en el Congreso del Estado. La probabilidad de que ese escenario se repita, radica en algunos análisis que desprenden de dos factores: los pronósticos altísimos en los personajes que alimentan a Morena; y, una desdibujada y sombría oposición.

Notas finales: la Comisión de Elecciones del CEN de Morena, es la encargada de echar andar el mecanismo de selección de los candidatos. Aquí, será una encuesta la que defina quienes abanderarán al Movimiento Regeneración Nacional, y la continuidad del esquema de la cuarta transformación. El razonamiento apuntó que los nombres que mencionamos a priori, han mostrado ante la opinión pública un papel importante en la confiabilidad y motivación de la sociedad, razón por la cual, los ha posiciona

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea