Le encuentran a Del Mazo un “dinerito” en… ¡Andorra!

El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, ocultó en 2012 una cuenta con 1,5 millones de euros en Andorra, pequeño país de apenas 468 kilómetros cuadrados ubicado entre las fronteras de España y Francia y es atractivo para las operaciones financieras por se un país blindado por el secreto bancario.

Del Mazo en aquella época era alcalde de Huixquilucan y figuró como “representante” de la sociedad instrumental holandesa Abeodan Corporation, a cuyo nombre se abrió una cuenta en la Banca Privada de Andorra (BPA), según consta en documentos de la entidad financiera.

Al tomar posesión de la Gubernatura del Estado de México en 2017, Alfredo del Mazo hizo su declaración de bienes, pero omitió su relación con el BPA, la existencia de la sociedad instrumental holandesa, la cuenta millonaria asociada a esta y una supuesta participación en una empresa mexicana de estacionamientos.

El patrimonio a nombre de Del Mazo en el banco andorrano ascendía a 4.5 millones de euros, cantidad de la cual 2.5 millones, poco más de la mitad, provenían de un banco en Suiza, país protegido, al igual que Andorra, por el secreto bancario, según consta en un acta confidencial de la BPA del 25 de mayo de 2012.

El documento donde se recogen estas intenciones fue elaborado por el comité de prevención de blanqueo de capitales del banco, el cual se nutre de información facilitada por el cliente o personas autorizadas en el momento de abrir la cuenta.

La BPA era el lugar ideal para abrir cuentas a políticos, altos funcionarios y empresarios a nombre de sociedades instrumentales en paraísos fiscales, razón por la cual fue intervenida en 2015 por blanqueo de capitales.

Producto de la investigación a la BPA, el dinero depositado en la cuenta a nombre de Del Mazo fue congelado por las autoridades de Andorra desde 2015 y la justicia de este país investigó al hoy Gobernador mexiquense por un presunto delito de blanqueo de capitales.

Aunque las pesquisas duraron dos años, según fuentes judiciales, la investigación terminó por archivarse y los fondos de la cuenta fueron liberados.

En el caso de Del Mazo (como el de otros prominentes PRIISTAS) el Poder Judicial abrió en 2018 una carpeta de investigación, emitió una nota de no ejercicio de la acción penal (lo que significa que no se ejercerá acción alguna en contra del imputado, en este caso Del Mazo) y remitió este documento a la justicia andorrana a través de un fiscal especial mexicano.

Una fuente oficial mexicana que pide anonimato y que ha investigado este tipo de casos en Europa declaró:

Mediante la “nota de no ejercicio de acción penal” se da el asunto por juzgado, se ata de pies y manos a la Justicia de Andorra, que reclama ayuda. Hay una nula colaboración de las autoridades mexicanas en la indagación de la procedencia del dinero

Según el documento de la BPA, Del Mazo consiguió estas participaciones “por cesión” de uno de los accionistas, el contratista Daniel Madariaga, su amigo y socio; sin embargo, en el registro de sociedades de México, ni Del Mazo ni Madariaga figuran como accionistas de Pumasa SA. Solo aparece uno de los hermanos de este último.

La cuenta representada por Del Mazo en la BPA está vinculada al contratista Daniel Madariaga (amigo y socio del mexiquense en otros negocios) y al salvadoreño Vicente Eduardo Graniello Pérez, quienes también tienen participación en la cuenta con 503 mill 582 euros el primero y 1 millón, 190 mil, 957 dólares el segundo.

Los tres individuos, Del Mazo, Madariaga y Graniello, han sido investigados por blanqueo de capitales por la juez andorrana María Ángeles Moreno, quien requirió en 2018 información a la entonces PGR sobre este caso en el marco de las diligencias previas 9000045/2018, a lo que dicha instancia respondió “no ha lugar a la acción penal”.

Con información de El País

@Cr_Politico