La SCJN niega suspensión a tope salarial, INE e INEGI impugnan esa resolución

En un duro revés a los órganos autónomos que interpusieron amparos para suspender el tope salarial que impide a los funcionarios a ganar más que el Presidente de la República, este jueves la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó dicha suspensión, lo que obligaría a los servidores públicos a una reducción en sus ingresos, resolución que el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Información (Inegi), ya han impugnado.

Cabe recordar que la reforma a la Ley Federal de Remuneración de los Servidores Públicos, publicada el 19 de mayo pasado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), mantiene un tope salarial a los altos funcionarios federales para que ninguno de ellos gane más que el presidente de la República.

Y es que el INE y el Inegi presentaron las controversias constitucionales 80/2021 y 76/2021, respectivamente, contra dicha Ley para que no se la apliquen a sus altos funcionarios, bajo el argumento de que, entre otras cosas, la citada Ley vulnera su autonomía presupuestaria.

Sin embargo, aún cuando la SCJN aceptó a trámite dichas controversias, finalmente negó las suspensiones solicitadas, hecho que ahora impugnan los institutos mencionados, según se advierte en una notificación publicada este jueves, en donde se admite, de nuevo para su análisis, el recurso interpuesto.

“Se admite a trámite el recurso de reclamación que hace valer, sin perjuicio de los motivos de improcedencia que puedan existir y que se analizarán al momento de dictar resolución”, dice el comunicado.

Este tope salarial fue impulsado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, primero como promesa de campaña y posteriormente como compromiso de gobierno, razón por la cual se envió la iniciativa de reforma a la Ley Federal de Remuneración de los Servidores Públicos que finalmente fue aprobada.

Desafortunadamente, los amparos promovidos ante la SCJN por diversas dependencias, tales como el INE, Inegi, Banco de México, e incluso jueces y magistrados, han impedido su plena aplicación, con un fuerte impacto negativo en el erario, ya que muchos de ellos llegan a percibir salarios de hasta el doble que el Presidente de la República