Interpol emite ficha roja para ubicar y extraditar a Mauricio Toledo

Luego de negar que Mauricio Toledo sea “perseguido político”, pues existen cargos formales en su contra, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) informó que se emitió la ficha roja, por medio de la Interpol, con la cual se procederá a ubicar y detener con fines de extradición al diputado sin fuero, quien se sospecha que se encuentra oculto en Chile, donde mediante argucias legales pretende lograr que la autoridades de ese país lo clasifiquen como “perseguido político”, y así evadir la acción de la justicia mexicana.

La FGJ-CDMX explicó en un comunicado que Toledo no puede ser asegurado con el apoyo de la Notificación Roja, por el momento, hasta cumplir con los requisitos que el tratado de extradición con Chile sean cumplidos.

“No obstante, esta Fiscalía buscará su detención conforme a los tratados internacionales, ya que no puede ser asegurado con el apoyo de la Notificación Roja, dado al alcance que esta herramienta de búsqueda internacional tiene en la República de Chile, país en el que se encuentra fugitivo”, dice el comunicado.

Y agrega: “Lo anterior, de acuerdo al Artículo 3 de la Ley de Extradición Internacional, en el que se señala que las extradiciones que el Gobierno de México solicite de estados extranjeros se regirán por los tratados internacionales vigentes y las peticiones de extradición que se formulen, como es sabido, se han tramitado ante la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), por conducto de la Fiscalía General de la República (FGR)”.

De esta manera, el procedimiento indica que, una vez que el fugitivo de la justicia mexicana es ubicado en otro país, la Oficina Central de Interpol comunica a Interpol México que el fugitivo ha sido localizado, dejando a salvo los derechos de nuestro país para solicitar por los conductos diplomáticos, la Orden de Detención Provisional con Fines de Extradición y, en consecuencia, el país en donde el prófugo se oculta procede a su aseguramiento para iniciar el proceso de extradición.

La FGJ-CDMX asegura que, debido a que Toledo no es un perseguido político, se llevará un juicio con estricto apego a derecho, como para cualquier ciudadano. “No toleraremos más abusos de quienes pretenden esconderse al amparo de la política para cometer delitos. Al margen de la Ley, nada, y por encima de la Ley, nadie”, puntualizó la dependencia.