INE-COPARMEX y su ‘voto informado’

Textos y Contextos
Por Miguel Alejandro Rivera
@MiguelAleRivera

Las épocas de elecciones en México han mutado de muy diversas formas: se pasó de un partido hegemónico que sólo hacía la parafernalia, aún sabiendo que ganaría todo espacio de elección popular, a la guerra de spots que vivimos hoy en medios audiovisuales y digitales, no sin antes transitar por el empapelado de calles, parques, avenidas y viviendas con innumerables rostros de candidatos a puestos de elección popular.

Sin embargo estas elecciones 2021 son paradigmáticas porque, sin temor a errar, es la primera vez que el gobierno federal tiene en contra al Instituto Nacional Electoral (INE, antes IFE) y a otros actores con poderes de facto, como por ejemplo, los empresarios.

Resulta que el INE y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), órgano empresarial de abierta oposición al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, firmaron un convenio de colaboración para “fortalecer la democracia a través de la promoción del voto responsable e informado”.

Según el presidente de la Coparmex, José Medina Mora Icaza, la organización empresarial que dirige es totalmente política pero apartidista, “no apoyamos a ningún partido político ni a ningún candidato, tampoco estamos en contra de ningún partido político ni de ningún candidato, estamos a favor de la democracia y estaremos impulsando el avance de la democracia con este programa que se denomina Participo, voto y exijo”, dijo durante la firma del convenio.

Es difícil creer esto de una Confederación antes presidida por Gustavo de Hoyos Walter, quien ahora es miembro del bloque opositor Sí por México, cercano a los intereses de los Partidos Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y Acción Nacional, tanto que según declaraciones que ha hecho para medios de comunicación, él impulsó la candidatura de la ex Miss Universo, Lupita Jones, para la gubernatura de Baja California.

Asimismo, podemos volver a las pretensiones que tiene el INE al firmar un pacto con la Coparmex en pro de un voto informado; la pregunta sería: ¿Qué saben los empresarios de ese tema, ya olvidamos que en 2006 el Consejo Coordinador Empresarial fue máximo impulsor de la campaña sucia contra el actual presidente de la República, asegurando que era un “peligro para México”?

¿Cómo se promueve el “voto informado”, mediante spots? El INE, ya se ha demostrado, no es un árbitro justo en ese tenor; tan solo en enero del presente año, durante el período de pre campañas, se le ordenó a Morena retirar al menos tres promocionales y sancionar tiempo en medios otorgado a Alfonso Durazo, quien busca la gubernatura de Sonora; al PRD sólo se ordenó retirar uno sobre la alianza con el PRI y el PAN, mientras que al resto de partidos no se les ejecutaron medidas en contra, pese a las quejas presentadas por el partido que preside Mario Delgado.

Por otro lado, la narrativa en los spots de la alianza Va por México, de PRI, PAN y PRD, está basada en “debemos frenar a Morena”, sin ofrecer opciones, propuestas, alternativas reales de un proyecto distinto al de la llamada 4ta Transformación. ¿Harán la Coparmex y el INE algo para que la propaganda política sea más informativa, o sólo preparan más golpes contra un gobierno con el que ellos no están en sintonía?

Precisamente este 16 de abril, la Comisión de Quejas y Denuncias del INE conoció y declaró improcedentes dos quejas de Morena ante varios promocionales de la alianza Va por México; Regeneración Nacional considera que dichos spots “calumnian, denostan y exhiben a servidores públicos sin que exista consentimiento para aparecer en los promocionales”. Asimismo, en el otro caso, Morena argumenta que “existe un llamado a no votar por su partido, lo que no permite una participación equilibrada de los institutos políticos contendientes en el proceso electoral”.

Precisamente, en este último ejemplo el punto central es: la oposición no tiene una campaña de “vota por mí porque te ofrezco esto”, sino que, ante el nulo proyecto político, se lanza directo contra el partido en el gobierno. Muchos pueden estar a favor o en contra del actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador, pero si algo no se le puede reprochar es que en sus tres campañas políticas por la presidencia, siempre presentó con claridad propuestas y planes que hoy están en marcha.

Cerramos con una máxima postulada por Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de Adolfo Hitler: “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.

Así que, cuidado con los mensajes ambiguos de la derecha, que seguro han estudiado este tipo de herramientas para tratar de confundir a la sociedad.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea