INE “no busca legislar”, pero insiste en crear sus propios lineamientos para la revocación de mandato

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, informó que el próximo viernes 27 de agosto, el Consejo General analizará y aprobará su proyecto de presupuesto y los lineamientos d la posible consulta de Revocación de Mandato, pero aclaró que no pretenden legislar, ni sustituir al Congreso, pero tampoco buscan poner en riesgo la realización de este ejercicio por lo que, él supone, significarían “retrasos” que no les corresponden.

“El Consejo General ha previsto discutir y aprobar el viernes 27 (de agosto) tanto su proyecto de presupuesto como los lineamientos de una posible consulta de Revocación de Mandato. El INE no pretende legislar, ni sustituir al Congreso en su facultades, pero tampoco puede por retrasos que no le son atribuibles poner en riesgo la eventual realización de este ejercicio por dejar de tomar las previsiones necesarias en espera de una ley secundaria”, destacó Córdova.

El consejero señaló que dichos lineamientos deberán adecuarse a lo que indique la Ley Secundaria para la Revocación de Mandato, una vez expedida por el Legislativo, aunque mencionó que el plazo para hacerlo al parecer venció hace 430 días.

Es por eso, dice Córdova, que el INE trabaja contra reloj en los lineamientos para un eventual proceso de revocación de mandato en el que se deben definir las reglas y procedimientos desde ahora para poder sustentar el presupuesto requerido para un ejercicio democrático de dimensiones semejantes a las de un proceso electoral federal.

El funcionario argumenta que se apega a  una disposición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por lo que se ha contemplado en el monto de recursos que resultan necesarios para poder organizar tanto el proceso de revocación de mandato como para posibles consultas que podrían ser solicitadas; pero en caso de que no se realicen estos montos se entregarán “íntegros” a la Tesorería de la Federación.

Cabe recordar que el INE presentó un presupuesto precautorio de 5 mil 743 millones de pesos para realizar una probable consulta popular y la revocación de mandato.