“Había escorts en nómina del Congreso para favores sexuales”: Denuncia Nay Salvatori

Nay Salvatori Bojalil, candidata a Diputada federal por Cholula, Puebla; denunció a través de sus redes sociales, que al llegar por primera vez a la Cámara de Diputados en el 2018; operaba una red de escorts que daban ‘favores sexuales’ a los legisladores. Dijo además, que los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) hasta tenían un jacuzzi en sus oficinas.

La morenista contó a través de su cuenta de Facebook, que antes de que llegará al congreso, existía una red de prostitución al interior de San Lázaro, que aparentemente eran edecanes que atendían a los legisladores. Relató además, que sus pagos eran parta de la nómina y que algunas se desempeñaban como asistentes, pues “son las que llevaban botana en el pleno”.

“Todas ellas, al parecer, trabajaban bajo la orden de una mujer que las coordinaba en la Cámara Baja desde una oficina”, pero la Diputada se reservó el nombre

“Si el Diputado la quiere, hay una ‘madrota’ aquí en la Cámara, que tiene una oficina, y le pagas cinco mil pesos y te la pone, más lo que tú le quieras pagar a la escort”

El modo de pago era variado, contó que algunas de las edecanes, cobraban con coches u otros beneficios. Otras, eran invitadas a un supuesto jacuzzi que el PAN tenía en sus oficinas dentro del recinto en San Lázaro.

“Se acostaban y tenían relaciones en la Cámara de Diputados con tus impuestos, con las oficinas que les paga la Cámara de Diputados con tus impuestos. El PAN tenía jacuzzi en su oficina”.

Sin embargo, cuando llegó MORENA, todas las llamadas edecanes fueron despedidas; por lo que exhortó a la ciudadanía a reflexionar a qué fracción dará su voto el próximo 6 de junio.

De acuerdo con una nota del 2018, las famosas ‘edecanes0 en la Cámara de Diputados, costaban a los mexicano un gasto de 1.5 millones de pesos al año con recursos públicos.

En ese entonces, la Cámara de Diputados contaba con ocho personas para brindar el servicio de edecanía, a quienes también se les da hasta un mes de sueldo por extender su labor hasta altas horas de la noche o incluso terminar en la madrugada del día siguiente.

La misma nota refiere que las ocho edecanes, ganaban de 13 a 17 mil 470 pesos, y la que era la coordinadora recibía unos 24 mil 979 pesos al mes.

Con información de Sin Embargo