Gobierno de AMLO finalizará construcción de planta en refinería de Tula, abandonada en sexenios anteriores

El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que su gobierno terminará la construcción de la planta en la refinería de Tula, en Hidalgo; obra que quedó inconclusa durante sexenios anteriores.
En conferencia de prensa, informó que se requerirá una inversión de dos mil 500 millones de dólares.

“Ya resolvimos darle continuidad, que estaba enredadísimo, era una maraña, una planta coquizadora en Tula, también había participado Odebrecht. Vamos a seguir la construcción, nos va a demandar dos mil 500 millones de dólares”, dijo.

El mandatario federal reveló que los gobiernos anteriores llegaron a vender plantas de nitrógenos para producirlo dentro de las refinerías. Y, aunque no vendieron todas las refinerías, sí se deshicieron de varias plantas que eran de Petróleos Mexicanos (Pemex).

A raíz de eso, el presidente manifestó su compromiso de “limpiar” Pemex de corrupción. Por lo que se están revisando contratos. Aunque aún no finalizan.

“Todavía no terminamos porque fue mucho lo que hicieron de daño. Ahora se están adquiriendo esas plantas, se revisan contratos, se hizo un escándalo cuando había un tesoro. Según decía la publicidad, en el fondo del mar, que había que sacarlo, mucho petróleo y gas en aguas profundas”, expresó.

“Ahora se están adquiriendo esas plantas, se revisan contratos, se hizo un escándalo cuando había un tesoro, según decía la publicidad, en el fondo del mar, que había que sacarlo, mucho petróleo y gas en aguas profundas”

López Obrador ahondó más en el tema;
“Para “explicación a los jóvenes”- que “desde entonces querían llevar a cabo la reforma energética, cuando Calderón, y empezaron a hacer plataformas pagando muchísimo dinero de renta de las plataformas. “Quedaron plataformas frente a Coatzacoalcos sin que se concluyera todo el proceso de extracción de gas, también inversiones, 2 mil millones de dólares, necesitamos 2 mi millones más para que esas obras inconclusas las podamos utilizar y que no se pierda ese dinero”, dijo.

“Estamos en eso pero aquí me podría pasar toda la mañana hablándoles del rescate a Pemex, de la CFE. Fíjense la gran injusticia de que les daban contratos para comprarles la energía eléctrica con subsidio a las empresas particulares, además, les daban los créditos con la banca de desarrollo, negocios redondos, mejor dicho actos descarados de corrupción”.

Y agregó el Presidente, “vamos avanzando”.

“Nos dejaron muchísimos problemas. Ayer tuvimos una reunión porque quiero que la gente se vaya enterando cada vez más de el terrible daño, el tremendo daño de la corrupción”.

Pero así como esos tenemos muchas otras cosas, abundó, tenemos la venta de las acciones que se hicieron en la época de Felipe Calderón, y apenas las tenía Repsol se fueron para arriba en el mercado financiero.

“Pero muchísimas cosas, se dedicaron a saquear, por eso es el enojo”, señaló.

Con información de La Jornada y Milenio