García Luna y Calderón son investigados por el desvío de 300 mil mdp en contratos para administración de penales

Desde diciembre del 2020, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) levantó una denuncia en contra del ex titular de Seguridad Pública, Genaro García Luna, por supuestos delitos que implican lavado de dinero, desvío de recursos, entre otros delitos; por más de 300 mil millones de pesos.

A dicha denuncia se le han ido aportando más elementos hasta este mes de abril. De acuerdo con una fuente de Presidencia, la denuncia podría ‘salpicar’ incluso hasta al ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

En entrevista, Julio Scherer Ibarra, Consejero Jurídico de Presidencia, dijo que están bajo investigación, tanto Felipe Calderón, como García Luna, por otorgar de manera directa contratos por hasta 300 mil millones de pesos para la administración de penales a empresas privadas de algunos de los hombres más ricos del país.

“Ante el caso de los reclusorios el doctor Alejandro Gertz ya tenía el auto de consignación, de judicialización, de García Luna por lo que se hizo ahí de los reclusorios, que fue un proceso muy sucio, muy mal hecho”, dijo el Consejero Jurídico en entrevista a “los Periodistas” con Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela en el canal de SinEmbargo

El periodista Álvaro Delgado Gómez preguntó si el caso del abuso en los penales privados involucra directamente a Genaro García Luna.

“Sí, Genaro García Luna y Felipe Calderón los otorgaron”, afirmó el funcionario federal.

Al ser interrogado de si piensan ejercer acción penal contra ambos, el funcionario federal dijo que eso lo determinará la Fiscalía General de la República pero, agregó, “son contratos por 300 mil millones de pesos y son por adjudicación directa y se está investigando a otras personas. Yo creo que entre ellos tienen que estar involucrados todos lo que participaron en eso”.

La SSPC, encabezada por Rosa Icela Rodríguez, dio más detalles y explicó que durante el sexenio de Felipe Calderón se otorgaron adjudicaciones directas por la cantidad de 300 mil millones de pesos mismos que fueron pagados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público bajo las órdenes de las más altas autoridades de gobierno.

En la demanda que tiene hoy en la Fiscalía General de la República (FGR) y en la que interviene también la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), también implica, a quien anteriormente fuera el director de Adquisiciones de la Secretaría de Seguridad Pública, Marco Antonio Villarreal.

Hasta el momento de la investigación, solo se ha hablado de ocho contratos y se acusa directamente a García Luna y a quien resulte responsable por los delitos anteriormente mencionados.

Durante su conferencia ‘la mañanera’, el presidente Andrés Manuel López Obrador y la secretaria Rosa Icela Rodríguez, dieron a conocer que el gobierno federal negoció una reducción de 15% en los pagos de autoridades por el funcionamiento de ocho reclusorios federales, de los cuales los contratos fueron firmados en el sexenio del expresidente Calderón Hinojosa con empresas privadas, de las cuales seis traspasaron los beneficios a otras compañías.

El Presidente y la secretaria Rosa Icela Rodriguez informó que actualmente se tienen varios procesos penales abiertos para investigar y delimitar las responsabilidades de los servidores públicos involucrados. La adjudicación se llevó a cabo de manera directa y actualmente fue considerado como una transacción que provoca graves daños al erario.

Por su parte, el mandatario dijo que tienen en la mira contratos en otros sectores, al menos para quitarles las aristas más nocivas y de esta manera recuperar lo más que se pueda por lo que se obtuvo por soborno, influyentismo y moches, “ahora sí que como diría el clásico ‘haiga sido como haiga sido’”.

Otro aspecto a resaltar es que los contratos establecieron una cuota fija sin que importe el número de personas recluidas, un ejemplo, el centro femenil de Morelos que se encuentra a 32 por ciento de su capacidad instalada. Sin embargo, se debe pagar como si estuviera lleno, de ahí que el gasto al día por persona recluida es de 6 mil 634 pesos, similar al costo de hotel de cinco estrellas o más, así lo aseguró la secretaria Rodríguez.

Con información de SinEmbargo y La Jornada