Firma de abogados de Cabeza Vaca cobran 1,650 dls la hora; buscarán desacreditar a Santiago Nieto y Gobierno de México

El gobernador de Tamaulipas busca limpiar su imagen en los Estados Unidos; y para eso ha buscado los servicios de un despacho de abogados en aquel país.

De acuerdo con La Jornada, el panista pagará 1, 650 dólares por hora, para cabildear con funcionarios del gobierno y miembros del Congreso de Estados Unidos, “con el fin de generar una percepción de que las acciones tomadas en México en su contra son irregulares porque se ha divulgado información confidencial”.

El medio citado menciona que la firma contratada por el mandatario -que enfrentará un desafuero-, es Gerger Hennessy McFarlane, con sede en Houston, Texas.

Se menciona que entre los casos que esa firma de abogados ha llevado, está la que el de la defensa de la petrolera BP por el derrame de petróleo en el Golfo de México de la plataforma Deepwater Horizon, en 2010; y otro, conocido como Estados Unidos vs. Ahmad, de 1996, en el que defendió que verter gasolina en un manto de agua no era un delito de “contaminación efectiva”.
Fuentes del rotativo señalan que el contrato con el abogado que defenderá a Cabeza de Vaca se proporciona como domicilio la casa de gobierno de Tamaulipas.

La Fiscalía General de la República acusa al mandatario tamaulipeco de delitos como: “delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada”.

El mandatario del PAN, ya hizo un depósito de 100 mil dólares a los abogados. Dicho depósito fue hecho el 12 de abril de 2021 por Mariana Gómez García, nombre y apellidos que coinciden con los de la esposa de García Cabeza de Vaca, según el documento en poder de La Jornada.

Lo que buscará la firma estadounidense, es hacer que el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, hizo pública información proporcionada por el FinCen (oficina del Departamento del Tesoro que lucha contra los delitos financieros) en la sesión de la comisión de la Cámara de Diputados mexicana que analiza la procedencia de la solicitud de desafuero del mandatario tamaulipeco.

“Lo que quiere ganar (el gobernador) con esto son dos cosas: desprestigiar al gobierno mexicano y segundo, generar alguna duda respecto del manejo de la información confidencial de la Unidad de Inteligencia Financiera”, de acuerdo con fuentes mexicanas que participan en el proceso.

El despacho de abogados buscará ponerse en contacto con funcionarios del Poder Ejecutivo y posiblemente del Congreso para proporcionar datos al gobierno de Estados Unidos sobre la posible divulgación de información confidencial que haya aparecido en la prensa mexicana y para informar a esos funcionarios sobre las filtraciones y los daños resultantes.

El documento precisa que, además, los abogados “tienen la intención de comunicarse con representantes del gobierno de Estados Unidos por escrito y posiblemente por teléfono o en persona para educar a los funcionarios del Poder Ejecutivo y posiblemente al Congreso, para mitigar los efectos de la divulgación de información confidencial a la prensa mexicana y para desalentar y prevenir futuras divulgaciones”.