Finalmente no le tomó a Calderón 134 años para vacunarse, como él había asegurado

A pesar de que en febrero pasado el expresidente Felipe Calderón aseguró que, previo un serio análisis matemático, tendría que esperar 134 años para recibir las dos dosis de la vacuna contra el covid-19, este lunes informó él mismo que había recibido la segunda dosis de la vacuna Pfizer en el Campo Marte, en la Alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

“Finalmente pude ponerme la 2a dosis de Pfizer. Reitero mis serias preocupaciones y discrepancias sobre el manejo de la pandemia y la pérdida evitable de vidas humanas que dicho manejo ha causado. Dicho eso, agradezco el trato atento y expedito del personal en el Campo Marte”, publicó este día Calderón en su cuenta de Twitter.

Y es que el pasado 13 de febrero, el exmandatario adelantó sus cálculos que daban como resultado que el 70 por ciento de la población mexicana estaría vacunada con dos dosis en casi 50 mil días.

“Covidvax.live da seguimiento a la vacunación en el mundo. México va en el lugar 75 de +- 80 países. Dice que al ritmo que llevamos, vacunaremos al 70 por ciento de la población con 2 dosis en casi 50 mil días. (Para el 10 de abril de 2155, calculan). Nada más faltan 134 años”, aseveró.

Sin embargo, el informe del Plan Nacional de Vacunación informó que, con la aplicación de 367 mil 376 biológicos el pasado viernes, se han administrado ya 54.282.399 dosis, por lo que 21.62 millones de personas tienen ya su esquema completo, a escasos 7 meses del inicio de la vacunación.

El Plan Nacional de Vacunación contempla hasta el momento a todos los mayores de 30 años de edad, a las mujeres embarazadas, al personal médico de primera línea y al personal educativo, así como a todos los mayores de 18 años en la franja fronteriza de nuestro país, en cumplimiento al acuerdo con los Estados Unidos para reabrir la frontera.

Este avance en la vacunación se debe a que México ha recibido hasta ahora 73.7 millones de dosis provenientes de 6 fabricantes distintos, de las cuales aproximadamente 20 millones se encuentran en tránsito dentro del país, ya sea almacenadas para segundas dosis o en procesos de etiquetado, lotificación, muestreo o distribución a los centros de vacunación.