“Es un pendejo”, dijo Xóchitl Gálvez, refiriéndose al Dr. Gatell por explicar el sentido de la vacunación

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, declaró esta mañana que algunos jueces establecen que el gobierno tiene que vacunar a niñas, niños y adolescentes. “No hay que perder de vista que por cada dosis que, por ejemplo, por acción judicial, por estas sentencias de amparo se desviará a un niño o niña cuyo riesgo es considerablemente menor”.

Ante esto, la senadora Xóchitl Gálvez, en conferencia de prensa del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, previa a la sesión ordinaria, con gran vulgaridad calificó de “pendejo” al subsecretario, interrumpiendo imprudentemente al coordinador de la bancada, Julen Rementeria del Puerto, que respondía los cuestionamientos de los reporteros sobre la situación de salud de los mexicanos frente a la pandemia por COVID-19.

Rementeria del Puerto comentó: “Xóchitl lo dijo muy claro, pero bueno”. Trató de continuar con su explicación al señalar que es una aberración, pero la senadora se acercó al atril, le retiró el micrófono a su coordinador y, abiertamente, dijo: “Es un pendejo. No puede ser que declare una cosa así, cuando hay niños vulnerables”, tergiversando por completo lo expresado esta mañana por el Doctor López-Gatell.

El encargado del manejo de la pandemia se refirió durante el espacio del “Pulso de la Salud”, dentro de la conferencia mañanera, al aumento de amparos concedidos por diversos jueces para que sean vacunados algunos menores de edad, opción solamente disponible para aquellas familias que pueden pagar el costo de un juicio de este tipo.

El funcionario subrayó que los juzgadores no cuentan con suficientes elementos técnicos que les permitan tomar este tipo de decisiones, por lo que les será enviado un informe que les permita tomar mejores resoluciones, todo esto sin limitar el derecho que tienen todas las personas a interponer recursos similares.

Finalmente, llamó a la solidaridad de la población, al recordar que la estrategia de vacunación debe, por equidad, proteger a la población más vulnerable, y debido a que la evidencia científica sólida apunta a que quienes tienen mayor probabilidad de un desenlace fatal al contraer Covid-19 son los adultos mayores y no los menores de edad, invitó a una reflexión en este sentido.

“Pero no hay que perder de vista que por cada dosis que, por ejemplo, por acción judicial, por estas sentencias de amparo se desviará a un niño o niña cuyo riesgo es considerablemente menor , se le está quitando la oportunidad que tiene un riesgo mayor. Y por eso la salud pública piensa en las poblaciones porque piensa en la equidad”, expuso.