En Tabasco, MORENA renuncia al 50% del financiamiento, a pesar de resolución de SCJN que negó reducción a partidos

MORENA renuncia al 50% de los más de 52 millones que tenían asignados de financiamiento público para Tabasco, dicho anuncio fue hecho por su dirigente estatal, César Francisco Burelo Burelo, quién dijo que la mita de pesos irán a programas estatales.

“El fallo de la Corte no impedirá que Morena actúe con congruencia y mantenga la política de austeridad que buscaba el Congreso con la reforma al artículo 9 de la Constitución del estado. Nuestra postura está decidida y no nos vamos a desgastar haciendo un llamado a los otros partidos. Finalmente no le ganaron a un grupo político, sino a los ciudadanos que pedían acabar con los excesos”

La renuncia de las prerrogativas se harán, a pesar de la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que anuló la reforma local que estableció una reducción de 50% del financiamiento público para los partidos políticos.

Además se informó que Gobierno estatal de extracción de MORENA, adelantó que podría enviar una nueva propuesta al Poder Legislativo para insistir en recortar los recursos a los institutos políticos con registro estatal.

Fue el pasado jueves que la Suprema Corte decidió invalidar la reforma aprobada en 2018 por el Congreso local, de mayoría morenista. Estas formaciones políticas promovieron una acción de inconstitucionalidad por considerar que las reglas de financiamiento están previstas en el artículo 51 de la Ley General de Partidos Políticos, por lo que los congresos estatales no tienen injerencia para alterarlas.

César Francisco Burelo Burelo, líder de MORENA en Tabasco, confirmó que el área jurídica del partido realizará la petición formal al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) para que el dinero que le sería entregado para gastos ordinarios sea devuelto a la Secretaría de Finanzas y canalizado después a programas estatales.

Adán Augusto López Hernández, Gobernador del Tabasco, consideró que la decisión del órgano jurisdiccional no corresponde con la austeridad que requiere el país.

“Como ciudadano lamento que la resolución de la Corte haya sido en ese sentido. Creo que, y con todo respeto lo digo, es una visión que no corresponde con los tiempos de austeridad. Espero que pueda iniciarse un procedimiento que finalmente termine en un ajuste a los gastos de los partidos políticos, porque es mucho dinero lo que se gasta”

Por lo que ahora sólo toca esperar a que la Cámara de Diputados haga su trabajo y apruebe una reforma nacional que obligue a reducir el presupuesto para los partidos. Consecuentemente el Congreso del Estado tendrá que armonizar su propia Constitución, y así entraría en vigor la acción que ahora fue negada por la Suprema Corte.

Con información de El Financiero