En EU Bayer deberá pagar compensación por daños causados por usar glifosato en sus pesticidas

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos, con sede en San Francisco confirmó este viernes que la multinacional alemana Bayer, que es propietaria de la controversial Monsanto, actuó de forma negligente al no haber hecho advertencias sobre los riesgos asociados al uso del glifosatoen sus herbicidas.

El tribunal de apelaciones de Estados Unidos confirmó que la empresa deberá pagar 25 millones de dólares a Edwin Hardeman, de 71 años y que entre 1980 y 2012 utilizó de forma frecuente el pesticida, que se comercializa bajo la marca Roundup, para el cuidado de su jardín en California, contrajo cáncer en la sangre.

El tribunal rechazó el argumento de Bayer de que demandas como la de Hardeman de que “nunca deberían ir a juicio porque las leyes federales de pesticidas prohibían (en el pasado) las acusaciones de este tipo”.

En 2019 un jurado había ya condenado a Bayer a pagar 5 millones de dólares como compensación y 75 millones de dólares en daños punitivos, reduciendo esta última cifra a 20 millones de dólares, sin embargo la transnacional interpuso una apelación que finalmente fue rechazada este viernes por la Corte de Apelaciones.

A pesar de que esta es la tercera ocasión que se ve obligada a pagar millonarios daños punitivos, Bayer insiste en que décadas de estudios científicos demuestran que Roundup y otros herbicidas a base de glifosato que dominan el mercado son seguros para el uso humano.
Además la compañía argumenta que el glifosato fue aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en sus siglas en inglés) como seguro para los humanos y que los reguladores le impidieron agregar una advertencia a la etiqueta del producto.

Este fallo del tribunal de apelaciones es consecuencia del veredicto que en 2018 decidió que el fabricante del herbicida no advirtió correctamente del riesgo para la salud que se corría al usar Roundup, lo que consideró “un factor sustancial” en la enfermedad del jardinero Dewayne Johnson.

Para Johnson, que al igual que Hardeman padece linfoma no hodgkiniano, el uso frecuente del polémico herbicida de manera frecuente mientras trabajaba como jardinero en San Francisco fue determinante para desarrollar su padecimiento.

Con información de Forbes