El Economista; ha solapado golpes de estado, y el surgimiento del capitalismo neoliberal

Por: Cecilia M

La revista El Economista, una revista neoliberal financiada por inversionistas de Londres y la de la Unión Europea, escribió una nota poco profesional, llamándole al presidente, Lopez Obrador, con el ya rayado y racista insulto de “falso mesías”.

El artículo en donde abiertamente, le pide al gobierno de Estados Unidos que “ponga atención a su patio trasero” e incita nuevamente en promover un golpe de estado en su propio país a los Mexicanos. Además, sugiere a los mexicanos no votar por el partido que le dio la presidencia a López Obrador en el 2018.

¿Qué le importa a The Economist?

El periodista Afshin Rattansi, escritor e historiador, expone la larga historia de la Revista El Economista, la cual data desde su fundación en 1851. Se descubre que la revista se ha dedicado hacer golpes de estados por décadas, para así ayudar a inversionistas financieros internacionales, para los cuales ellos trabajan y reciben financiamiento.

Esta es la traducción del video de TV Underground, en Londres en su totalidad:

“Históricamente, la revista El Economista se dedica a promover cambios de régimen alrededor del mundo, ya que es un actor fundamental en el andamio historial del neoliberalismo. Las oficinas de centrales de la revista están localizadas en Londres. Desde el periodo de la Guerra Fría, El Economista ha buscado ver cuáles son los mejores sistemas políticos que ayuden a la acumulación de capital a beneficio de inversionistas extranjeros”.

En realidad, aún antes de que existieran las calificadoras como: Moody’s, Standard & Poor’s, o Barons, etc.

La revista [El Economista] ya desde ese entonces negociaba y afinaba los mecanismos mediante los cuales lograrían que la sociedad y gobiernos pudieran ser gobernados para que estas sirvieran de conducto a este nuevo tipo de capitalismo financiado que hoy en día conocemos [como neoliberalismo].

Y esto sigue pasando en el presente, hasta hoy, con el tipo de artículos que escribe y cubre El Economista.

Desde 1851, con la cobertura del golpe de estado de Louis Napoleon en Francia, donde Karl Marx escribió en ese entonces sobre esto, en su ensayo “18 brumaire” y dice, “El Economista habla como si ellos fueran el organismo de la aristocracia financiera europea.”

Y cuando la bolsa de valores sube, la confianza hacia el ejecutivo sube también. Y yo trato de explicar la historia de este fenómeno, el cual va más allá de pedir el cambio de régimen en Venezuela, aun cuando claro El Economista sigue haciendo eso, sino verlo realmente como un fenómeno estructural.

En su libro habla de la cobertura que El Economista hizo [también] sobre el golpe de estado en Brasil, y el cambio de régimen al gobierno democrático en Guatemala, y en Irán en 1853, 1854, 1964 y 1965.

“No es solo una obsesión aislada con Maduro, si que es algo que El Economista, desde esta perspectiva económica [a favor de los inversionistas] ha estado hablando [en su revista] y promocionando abiertamente, durante ya hace mucho tiempo”.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea