El BIENESTAR, proyecto primordial de AMLO, nuevo Eje Económico Mundial

Por Miguel Angel Lizama
@Migueliz8

¿Dónde en el mundo la riqueza de unos cuantos multimillonarios hace próspero a todo un país? Sólo en las proyecciones del Producto Interno Bruto (PIB) con fines estadísticos. Fuera de una evidente desigualdad por concentración de la riqueza, sólo muestra lo absurdo de la Teoría Económica que propone el Lucro Concentrado como Indicador de Prosperidad General. De ello se valió servilmente Joseph Marie Córdoba Montoya, alter ego de Carlos Salinas de Gortari, para pontificar: “Si le va bien al Presidente, le va bien al país”. La cruda realidad demostró tamaña falsedad.

Dividir (teóricamente) la riqueza de un individuo entre toda la población para inferir una prosperidad colectiva –así se calcula el PIB individual– es sólo una broma macabra de los economistas… Si fuera ligeramente posible, por poner un ejemplo, la fortuna de Carlos Slim tendría prósperos a Oaxaca. Guerrero y Chiapas. Pero sólo en teoría. Nada más lejos de la realidad. El contraste de la teoría y la realidad.

Sin embargo, hoy se empieza a ver que el SER HUMANO Y SU BIENESTAR PERSONAL se adopta como Política Pública de mejoría y prosperidad nacional en un giro que emprendió en México ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR desde el primer día de su mandato. Pero también otros gobiernos del mundo, destacadamente Nueva Zelanda con su Primera Ministra JACINDA ARDERN, emplean el BIENESTAR general como indicador económico relevante, según publicaron en mayo Forbes, la revista de los millonarios, y The Guardian de Inglaterra. Ambos destacan que la isla de Oceanía es el primer país de Occidente (sin tomar en cuenta la 4T de México) que arma TODO SU PRESUPUESTO sobre prioridades de Bienestar y ordena a todas sus dependencias emprender políticas y acciones para mejorarlo.

Previamente, el reino himalayo de Bután en 2008 probó como indicador de su prosperidad, un ÍNDICE DE FELICIDAD NACIONAL BRUTA, que medía factores como estabilidad emocional, vitalidad comunitaria, recuperación ambiental y cultural, entre otros, para normar sus políticas públicas. O sea, el BIENESTAR de toda la gente como indicador de Prosperidad y eje de su desarrollo nacional.

La Primera Ministra Ardern anunció un nuevo Presupuesto basado en mejorar la prosperidad y bienestar de comunidades locales, para medir el ÍNDICE DE FELICIDAD de su pueblo. Lo mismo que pretende Andrés Manuel en México, que le ha merecido el ataque sostenido e imparable de la Tecnocracia desplazada del poder y que insiste en mantener la brecha entre élites y gente común.

Los millones de pesos que el gobierno obradorista destina a comunidades siempre olvidadas en los cálculos presupuestales, tienen un impacto real en el BIENESTAR de su población que incide necesariamente en la prosperidad nacional. Si no ahora, en cuanto el CONEVAL empiece sus mediciones en los lugares donde vive la gente, no desde sus oficinas, con reportes de otros, se irán viendo los efectos de esta política pública centrada en el BIENESTAR personal, comunitario y nacional.

El presupuesto neozelandés destinó 200 millones de dólares neozelandeses (131 millones de dólares americanos) para auxilio de víctimas de violencia doméstica y sexual, así como para apoyo de vivienda a quienes carecen de ella. Este enfoque centrado en BIENESTAR, mereció que el Dr. Richard Layard, de la London School of Economics –incubadora de tecnócratas–, lo calificara de “acontecimiento que cambia el juego”.

Nueva Zelanda se precia de tener tasas de crecimiento de su PIB que envidian otros países (2.5% en 2019 y 2.9% en 2020), pero según reconoce Grant Robertson, su Ministro de Finanzas: “Este aumento del PIB no se traduce en mejores oportunidades o más altos niveles de vida. ¿Cómo podríamos presumir mejoría con creciente pobreza infantil, inequidad de oportunidades y mendicidad?” ¡SOPAS DE PERICO! ¿Opinarían igual Pedro Aspe, Agustín Carstens (que quiere dirigir el FMI), Luis Videgaray (refugiado en el MIT de Cambridge) y la pléyade de tecnócratas del ITAM?

Tratándose de determinar la prosperidad nacional, el PIB muestra su insuficiencia para medir el BIENESTAR popular, y Forbes y The Guardian reportan que varios países empiezan a modificar su planeación y enfoques económicos gubernamentales hacia el sentir y estar de sus pueblos, para evitar revueltas, hambrunas y desplazamientos masivos de seres humanos, que huyen de violencia y carencias de alimentos y satisfactores personales.

En todo este panorama, vuelve a confirmarse que LA DECISIÓN MAYORITARIA del pueblo de México acertó en su elección de LÓPEZ OBRADOR para encabezar los esfuerzos gubernamentales que den BIENESTAR A LA GENTE EN GENERAL y crear Prosperidad Nacional.

Mientras AMLO trabaja para que la CUARTA TRANSFORMACIÓN genere un Pueblo Mexicano Feliz y Próspero, con menos desigualdades y carencias generales, otros países del mundo han emprendido similares esfuerzos para cambiar y mejorar el BIENESTAR de sus respectivos pueblos y, por consecuencia, el BIENESTAR mundial, que tanta falta hace.

El problema en México es que sus Cúpulas Empresariales, Políticas y Mediáticas, habituadas a la Corrupción como medio de vida, persisten en su ceguera y odio al auténtico líder popular y legítimo que encabeza la búsqueda del BIENESTAR GENERAL, hasta para los que quieren volver al estado anterior de riqueza particular sobre la pobreza general. Sólo las cúpulas actúan contra la lógica y la población general. PERO CON LA NUEVA POLÍTICA DE BIENESTAR DE LA 4T, YA NO MÁS BIEN DE POCOS, MAL DE MUCHOS.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea