Diputados Morena sin camiseta 4T

En esta columna hemos sostenido desde hace tiempo, la línea de que la fuerza de la Cuarta Transformación descansa en el presidente de la república, los funcionarios de su gobierno que él mismo ha elegido en forma directa y principalmente en el pueblo de México.
Ese pueblo debe entender que la soberanía del país radica en la voluntad ciudadana.

López Obrador ha abierto de par en par las puertas de la democracia, para que el pueblo ingrese y haga valer sus derechos en todo momento.
La sociedad nombra representantes, que deben conducirse invariablemente con apego a lo que el pueblo demanda. Diputados y senadores son únicamente representantes y gestores que obedecen la voluntad de la gente.
Ese camino, como hemos dicho, lo abre el presidente López Obrador y nosotros como sociedad, no debemos permitir que cierre nuevamente.
En la conferencia mañanera de este día, el presidente de México anunció una profunda modificación al marco regulatorio del Sistema de Pensiones en el país.

Es un trabajo de transformación que nace de la voluntad del titular del Poder Ejecutivo y que adquiere forma en la Secretaría de Hacienda, con la colaboración de las principales organizaciones empresariales y los líderes de los sindicatos de trabajadores en el país.
El número de cotizaciones al Seguro Social que debe reunir un trabajador para tener derecho a su jubilación, se reduce. La aportación del gobierno a la cuenta del trabajador, se incrementa. Lo mismo pasa con la aportación patronal, que también crece. Los intereses que la cuenta paga, por ser administrada por los bancos, baja.

Se trata de una modificación profunda que brinda garantías suficientes al trabajador que se retira. Es un acto de justicia que nunca fue atendido durante el periodo neoliberal.

Esta iniciativa tiene su origen en la presidencia de la república como queda dicho y tendrá efectos inmediatos, a partir de que aparezca publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Pasa esta misma semana a la Cámara de Diputados para su discusión y aprobación.
En la conferencia de esta mañana, donde se dio la noticia de esta propuesta para modificar el Sistema Nacional de Pensiones, estuvieron presentes el titular del Consejo Coordinador Empresarial, el secretario general de la CTM y los representantes de las fracciones parlamentarias de Morena en las Cámaras de Diputados y Senadores.

El presidente López Obrador habló de la importancia que tienen para el pueblo de México este tipo de reformas. Son parte de la Cuarta Transformación. Son incluso promesas de campaña que deben cumplirse.

Por lo mismo, “de manera respetuosa”, el presidente mostró su molestia con el representante de la fracción de Morena en la Cámara de Diputados. No se están trabajando estos compromisos de campaña. Se encuentran detenidos ahí, al no ser considerados de especial importancia.
La convocatoria a un periodo extraordinario de sesiones, tuvo como único fin, sacar adelante el nombramiento de los cuatro nuevos consejeros electorales, que ocuparán los espacios que están vacantes en el INE.

Problemas mayores como lo son la extinción de los fideicomisos que disponían de recursos financieros escandalosos y poco auditables, no fue materia de discusión en este periodo extraordinario.

Tampoco lo fue la iniciativa para regular la compra-venta de medicamentos en el país. Hay una mafia en este sector empresarial, que se adueñó de la venta de productos médicos al gobierno federal. Operaban bajo reglas especiales hasta antes de que la Cuarta Transformación llegara al poder. Se convirtieron en un poderoso monopolio que no permitía la competencia nacional y extranjera.

Este asunto tampoco fue incluido en la agenda del periodo extraordinario, para ser tratado prioritariamente.
López Obrador fue claro al respecto. “Lo único que les interesó, fue el nombramiento de nuevos consejeros en el INE. Quién sabe por qué”.
Y agregó: “nosotros no podemos actuar de la misma forma en que lo hicieron los anteriores gobiernos. No somos iguales. No llegamos al poder para hacer lo mismo”.

El reclamo fue directo a Mario Delgado, puesto que ese periodo extraordinario se está desahogando en este momento en la Cámara de Diputados.

En esa misma Cámara, se ve que no toda la fracción está de acuerdo con la forma en que se trabaja en este momento, para conseguir “acuerdos” con los grupos opositores.

La mitad de los diputados de Morena, firmaron una carta en la que expresaban su rechazo a las quintetas que presentó el Comité de Evaluación para nuevos consejeros en el INE.

Ese Consejo fue comprado, tomado o apadrinado por los grupos políticos neoliberales. Pocos representantes serios estuvieron ahí, como es el caso de John Ackerman, quien denunció la politiquería que permitió que los perfiles panistas y priistas, ocuparan la mayor parte de los veinte puestos disponibles para formar las cuatro quintetas enviadas a los diputados.

Hoy van a votar en esa Cámara, para definir los nombres de los nuevos cuatro consejeros que se integran al INE. Hay poco bueno de donde escoger.

Sin embargo, Mario Delgado, Porfirio Muñoz Ledo y Tatiana Cloutier, diputados que llegan por la vía plurinominal y no por voto directo del pueblo, se muestran orgullosos del proceso y aplauden a los perfiles que componen las quintetas.

Veremos hoy el sentido del voto de estos diputados, en la asignación de nuevos consejeros al INE.
Lo que hoy dijo el presidente López Obrador es importante.

La Cuarta Transformación no puede seguir la misma ruta de “amiguismo”, “compadrazgo” “interés personal o de grupo”, o “agenda particular” que vivimos en tiempos del neoliberalismo.

El gobierno de la república está haciendo su parte en el proceso de transformación del país.
El pueblo apoya en todo momento y con toda su fuerza el proyecto de cambio que impulsa el presidente.
Ahí radica la fortaleza de la Cuarta Transformación.

Los actores secundarios, como en el caso de diputados y senadores que llegan por la vía de Morena, son los que están rezagando de alguna forma,la transformación necesita el país.
Y hay que decirlo claro, tal y como lo hizo hoy el presidente López Obrador.

Los intereses políticos que puedan tener estos representantes para crear “alianzas” con la oposición, o para impulsar sus carreras políticas con miras a las elecciones del 2021 y 2024, al pueblo no le interesan, ni tampoco al gobierno federal.

Son las iniciativas que transformarán al país en las siguientes décadas, lo importante. Las acciones que tienen un significado social relevante. Las que acaban con los privilegios y el régimen de corrupción neoliberal.
En eso deben enfocarse los legisladores de Morena en todo momento.

Esta observación que hace el presidente a Mario Delgado y a la fracción de Morena en la Cámara Baja, debe tomarse como el sentir del pueblo de México.

No queremos políticos con mentalidad neoliberal.
Así no pueden representar a los mexicanos que votaron por un cambio.
O recomponen su conducta personal en lo inmediato, o no tendrán el apoyo popular en adelante.
“El pueblo pone y el pueblo quita”.
Eso deben tenerlo presente en todo momento.

Malthus Gamba