Presidenta de Madrid y ultraderechista reprocha carta de Papa Francisco donde pide perdón a México (VIDEO)

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid por el Partido Popular (PP) pero investida con el apoyo del partido de ultraderecha Vox, rechazó este lunes las palabras que el Papa Francisco dirigió a México con motivo del Bicentenario de la Independencia. Se dijo “sorprendida” de que el pontífice, “un católico que habla español”, reflexionara por carta sobre los “pecados” cometidos por la Iglesia Católica durante la invasión española.

Según la presidenta madrileña, el legado de España, “fue llevar precisamente el español, y a través de las misiones, el catolicismo y, por tanto, la civilización y la libertad al continente americano”.

Estas declaraciones se dan en el contexto de la visita de Díaz Ayuso a los Estados Unidos con la que busca defender la “hispanidad”, para  dar a conocer “la historia real y de uno de los momentos más importantes de la Historia”, y contra “la corriente peligrosa del comunismo a través del indigenismo que es un ataque a España”.

A la funcionaria española con ideología de ultraderecha, le molestó que el Papa Francisco enviara una misiva dirigida al presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Rogelio Cabrera López, para su difusión en México, con motivo de las celebraciones de los 200 años de independencia de México, en la que invita a “sanar las heridas del pasado” pues una “mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria, es decir, reconocer los errores cometidos en el pasado, que han sido muy dolorosos”.

Pero Díaz Ayuso también critica al Presidente Andrés Manuel López Obrador por querer “deshacer el legado de España”, pues en su defensa de lo que ella llama “indigenismo”, que ella califica de “nuevo comunismo”, ha exigido a España que se disculpe públicamente por los abusos cometidos durante la invasión española hace más de cinco siglos.

Luego de que, en 2019, Washington se sumó a las más de 130 ciudades y ocho Estados del país que cambiaron la festividad del Día de Colón por la de los Pueblos Indígenas, la madrileña tomó para sí la labor de “defender la hispanidad” y promover su muy peculiar visión del “legado” español en el continente americano, por ello en una entrevista previa a su reunión con el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, la presidenta de Madrid dijo que le “parecía fatal” que esté en discusión la hispanidad ahora, “cuando desde su origen, si hay algo que trajo al continente americano, fue precisamente la universidad, trajimos civilización, trajimos occidente, trajimos valores que hoy siguen sustentando democracias liberales prósperas”.

Al término de la reunión con Almagro, donde apunta que hablaron de las elecciones de Madrid y “en líneas generales” de la situación en países de la región, como Venezuela y Cuba, la funcionaria madrileña posó junto a la estatua de Isabel la Católica, ubicada a las afueras de la sede del organismo, que fue una de las tantas figuras rayadas durante las manifestaciones antirracistas de 2020 tras la muerte del afroamericano George Floyd en manos de la policía, quizá para crear un dramático efecto mediático.

Con información de El País