Dice el PRI que presentará su propia “reforma electoral”

El coordinador de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), junto con el presidente nacional de ese partido, Alejandro Moreno ofrecieron una conferencia de prensa para dar a conocer la agenda de la legislatura que inicia el primero de septiembre que incluirá, como tema prioritario, su propia “reforma electoral”, que dicen “será de gran calado”.

Si bien reconocen que su partido en lo individual no posee los suficientes votos para sacar adelante una contrapropuesta a la iniciativa que presentará el Presidente Andrés Manuel López Obrador, dicen estar seguros que el conjunto de los partidos opositores al proyecto de la cuarta transformación si cuentan con “la fuerza política” que obligue a Morena a discutir todas las iniciativas e impedir proyectos que pretendan “destruir las instituciones del país”.

Ambos personajes, asumiéndose de ya como líderes de la coalición “Va Por México”, señalaron que actuarán como un bloque opositor en San Lázaro en contra de “las políticas públicas” del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Moreira, quien ha sido cuestionado por el sobre endeudamiento de Coahuila durante su administración, explicó que su propuesta de reforma incluirá “la defensa de la autonomía e independencia de los órganos electorales” y se atenderá “el reclamo popular de eficiencia y austeridad”.

Dicha reforma, asegura el coordinador priista, analizará la posibilidad de una “representación pura” en la Cámara de Diputados”, pues considera que “no es justo” que en la legislatura que está por concluir, Morena, que no obtuvo el 50 por ciento de la votación, consiguió más del 50 por ciento de los diputados.

El legislador se quejó de que, a pesar de que el PRI obtuvo el 18 por ciento de los votos, solamente tendrá 71 diputados, y no los 90 que según sus cuentas, les corresponderían, por lo que, a modo de solución a este problema, propondrá que se revise la estructura del federalismo, pues asegura que, más que acabar con los plurinominales, lo que se requiere es reducir el número de diputados de mayoría, para así el costo de las elecciones, al haber menos distritos electorales, pero además en su inicativa pretende establecer candados para evitar el flujo de legisladores de un partido a otro.

Por su parte, Alejandro Moreno, al ser cuestionado sobre la iniciativa de reforma electoral que enviará López Obrador, el dirigente priista señaló que no acompañarán nada qué implica una regresión democrática o atente contra las instituciones que durante años se han construido, asumiendo que la propuesta del Ejecutivo incluirá la desaparicion del INE y la remoción de todos los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“El PRI no irá con ninguna iniciativa, con ninguna reforma que vulnere el régimen democrático, qué lastimé los organismos autónomos y que implique retroceso al régimen democrático”, dijo enfático.

Moreira afirmó estar dispuesto al diálogo con Morena, pero que “el partido de López Obrador debe entender” que las leyes solo saldrán si hay voluntad política y acuerdos a favor de México, por lo que esa comunicación debe ser “de ellos y de nosotros, porque vamos de buena fe, en el caso del PRI representamos al 18 por ciento de la población, pero en el caso de la coalición Va por México somos más de 200 Diputados, que mañana tendremos nuestra plenaria dónde vamos a demostrar que una buena parte de la población está en contra de las políticas públicas de Morena”.