Desesperados #VasCarnal

Por. Diego Iván López Miguel
Twitter: @DiegoI_Lopez

El frente anti obradorista de ‘Va por México’ dio una señal de alarma y desesperación al lanzar una campaña para que los líderes empresariales orienten a sus empleados a “un voto informado” el próximo 6 de junio. Gustavo de Hoyos —férreo opositor a la 4T— y la organización Sí por México hicieron el llamado a los empresarios.

“Rumbo a las elecciones reafirma tu liderazgo, convoca a tus colaboradores para que salgan a votar el 6 de junio y contribuye así a fortalecer la democracia y a abatir el abstencionismo. Un mejor ciudadano es también un mejor trabajador. Invita a tus colaboradores a votar informada y responsablemente porque cada voto es útil, cada voto cuenta. Comprométete con México, que ninguno de tus trabajadores se quede sin votar”, dijo en un video difundido en sus redes sociales el expresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

El mensaje fue acompañado con una columna en el diario Reforma bajo el título: ¡Vas, carnal! y firmada por Eduardo “El Cachas” Caccia.

Un texto bajo el mismo discurso de la plataforma Sí por México: “Te escribo a ti, que te la partes con el sudor de tu frente, para que votes por quien sea mejor para ti y tus hijos”. En el artículo de opinión se arremete en contra del Gobierno de la 4T, utilizando un lenguaje demasiado simplista y con palabras que utilizamos “los de abajo”; llegarle al grueso de la población era la intención del autor.

El texto de “El Cachas” es una ofensa para el público al que pretendía llegar. Un texto que refleja el clasismo y el desconocimiento de la realidad de lo que vivimos la clase trabajadora de este país. En los párrafos se trata de ignorante al lector, como si no pudiera comprender la situación política del país. El artículo muestra la lejanía de las élites intelectuales, académicas y periodísticas del resto de la población, del ciudadano de a pie.

El contenido del texto es lo que no debemos perder de vista, además, se sincroniza con el llamado de Gustavo de Hoyos a los grupos empresariales del país. Una situación preocupante por pretender condicionar a los empleados o al menos influir en su voto la próxima semana. Existe una relación de poder, de la cual podrían aprovecharse algunos empresarios que se muestran abiertamente en contra del presidente López Obrador. Pretender “dialogar” con los trabajadores y persuadirlos en los comicios electorales atenta directamente en sus derechos políticos.

Los grupos empresariales que pretenden salvar al país de la “destrucción de Morena” y preservar la democracia y las instituciones, son los que se muestran anti-democráticos al tratar de influir en la decisión de los votantes en las elecciones. Lo escribí en mi columna de la semana pasada: “A ellos no les importa la democracia ni las instituciones, les importa el poder y el dinero. La ambición desmedida por el uso de los recursos públicos es el sello que los caracteriza”.

Por último debemos dejar en claro que la agenda de la clase trabajadora es diferente a la agenda de las élites empresariales, —los empresarios que se han aprovechado de los jugosos negocios que les otorgó el Estado mexicano y la condonación de impuestos— existen coincidencias pero las políticas públicas no son las mismas.

Parece un intento desesperado de la oposición empresarial a unos días de las elecciones intermedias, ¿las cifras no les favorecen?, ¿tendrán datos qué desconocemos?. La tendencia y los diferentes sondeos de opinión muestran que serán derrotados nuevamente como hace tres años. Habrá que esperar al día de la jornada electoral.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea