Denisse Dresser, el Presidente y la clase media

Por: Rafael Redondo
@redondo_rafa

Denisse Dresser continúa indignada por el comentario que hizo el Presidente al referirse a “cierto grupo” de la clase media que vive en una realidad diferente a la del resto de los mexicanos. Pero no sólo es opinión del Presidente, existe literatura al respecto y yo mismo antes de esa declaración escribí un artículo para SinLineaMx sobre el tópico: https://sinlineamx.com/no-quieres-refineria-probablemente-eres-un-fifi-fake/

Claramente Denisse se sintió aludida porque ella es un referente de ese grupo social que de entrada, sacó de contexto la declaración original asegurando que los dichos del Presidente iban dirigidos a toda la clase media, que el Presidente quiere una sociedad pauperizada y que encoja sus expectativas, lo cual es absolutamente falso.

¿A qué clase media se refirió en realidad el Presidente?

En el artículo que escribí para SinLineaMx señalé algunas características de nuestra sociedad:

A) Nuestra psique es la de una sociedad producto de una conquista caracterizada por el mestizaje.
B) Vivimos aún en el rescoldo de tres siglos de una sociedad colonial estratificada en castas según el color de piel: entre más blanco más privilegios.
C) Vivimos en un país donde la brecha entre ricos y pobres es exagerada.
D) Hay un sector de la clase media atrapada entre su aspiración inalcanzable y el repudio hacia lo que considera paupérrimo, el México pobre y moreno que para su desgracia es el de mayor densidad poblacional en el país.

Para alguien que tiene una conciencia básica del país en que vivimos, estas características de nuestra sociedad no son una sorpresa y a eso se refirió el Presidente.

Características de este grupo social:

1) Materialismo: su escala de valores está fincado en bienes materiales; coches, marcas, tarjetas de crédito, código postal, antros o restaurantes de moda, el viaje de moda. Concede poco o ningún valor a las características de la persona. Esta actitud tampoco es atributo de la clase alta de verdad aunque este grupo así lo cree y creen que esa es su manera de pertenecer al mundo anhelado. Es un sector que vive en la frivolidad, como cuando Denisse nos habla en Inglés o nos dice que fue con su hija a la marcha feminista, pero a Washington.

2) Arrogancia: la absoluta falta de humildad. Cuántas veces nos topamos como mexicanos con alguien que nos sale con frases como; “pinche naco”, “pinche asalariado”, “no sabes con quién te metiste”, “eres una criada”, “yo soy amigo de…”, “así se comporta el populacho”… Este grupo se siente superior al resto de la creación entera porque habla Inglés, porque vino de hacer un doctorado en Londres, porque sale en un programa de espectáculos, porque hicieron una película, porque son famosos pero ni cultos, ni sofisticados, ni de clase alta; porque su sueldo es de cien mil pesos, porque tienen un negocio pequeño pero “chic” en la Roma, e incluso porque su tatarabuelo era español genuino.

Por esa falta de humildad hacen acusaciones y juicios tan faltos de evidencia como; “asesino” a Gatell, “pendejo loco” a AMLO, “”fea” a Claudia Sheinbaum, “puta” a Salma Hayek, “ladrón” a Carlos Slim. Lo mismo hace Denisse Dresser con su doctorado elástico. Ella es experta en cualquier tema por decirse doctora y es luchadora social sin una causa definida. Sin mostrarnos la metodología utilizada para demostrar su planteamiento, dice que en México hay 500 mil muertes por covid. Tampoco nos muestra ninguna metodología para asegurar que Shell no quería más la refinería Deer Park y por eso México la compró casi como recoger cascajo. Nos dice que México debe caminar hacia energías limpias pero ninguna evidencia ni metodología de en qué momento de ese proceso de transición a energías limpias se encuentra nuestro país. Ojalá nos explicara con esa astucia y seguridad del doctorado todo terreno las fases de un proceso posoperatorio de tumor cerebral o cuántos y cuáles hidrocarburos tiene el petróleo crudo o qué son los procesos de organización en comunidades bióticas. Un doctorado nos acostumbra al análisis metodológico basado estrictamente en evidencia y herramientas para abordar temas muy específicos así que, con que Denisse no distorsione o saque de contexto declaraciones de otra persona retwiteando videos cortados (dime qué retwiteas y te diré quién eres) creeré por lo menos en su licenciatura.

C) Frustración: este grupo social querría vivir en Las Lomas pero vive en la Del Valle, querría que sus hijos estudiaran en Harvard pero van a la UVM y estirando la liga a La Salle. Querría ser rubia de ojos azules y haber nacido en Amsterdam pero la cigüeña hizo parada técnica en México y se le olvidó el chamaco. Es un grupo de gente que vive en el anhelo y no en la realidad. Yo incluso dudo que quieran realmente al país, un país que ni conocen puesto que no se han percatado de las enormes necesidades que tiene buena parte de la población. Denisse dijo que México necesita un presidente como Trudeau. Eso no es trabajar para tener logros en suelo de concreto, es aspiración fallida, alucinación.

D) Individualismo: según su forma de ver la realidad, este grupo considera que cualquier avance en la escala social es sólo producto de un esfuerzo personal. Todo es cuestión de “echarle ganas”. Sin embargo, todos los seres humanos estamos determinados por un entorno y una historia. Es más fácil para un chico que al llegar a su primer empleo sus padres ya le proporcionaron coche y casa a otro que tuvo la desfortuna de no saber siquiera quién fue su papá. La situación se complica si el chico es moreno y de origen humilde; aunque eso no quiere decir que no tenga incluso más talentos que el hijo de familia, lo que no tuvo fue herramientas. Por esta absurda idea del ciudadano Superman les molestan tanto los apoyos sociales. Ahora, si el desplazamiento social depende sólo de la voluntad personal, ¿por qué este grupo que tanto anhela ser Carlos Slim y Denisse Dresser ser Leona Vicario, no lo han logrado si el secreto según ustedes es “échale ganas”?

¿Dónde se equivocó el Presidente al señalar esta realidad?, ¿Es falso que el odio que le tienen al Presidente es por cuestiones de clase?, ¿Cuándo Denisse y toda esta gente va a aceptar por lo menos que su desfase entre realidad y fantasía hacia el Presidente tiene relación con odio y no con raciocinio?, ¿Cuándo dejarán de ser la peor versión del mexicano, el mexicano clasista, racista y trepador?

El Presidente nunca se refirió a la clase media en general en su declaración ni yo lo hice en mi artículo anterior. Se refirió a ese grupo materialista, arrogante, frívolo e individualista ubicado en la clase media. Existe una diferencia entre aspirar y lograr metas reales de la clase media y aspirar a lo imposible con una actitud pretenciosa, pedante y arribista del grupo en cuestión. Ojalá Denisse haga honor a su grado académico y a su supuesta militancia, y algún día se pronuncie acerca de NXIVM sin temor a perder un empleo porque al final de cuentas, es una empleada igual que lo somos la mayoría de los mexicanos sólo que algunos, lo tenemos muy claro.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea