Condenan en EU a 3 años de prisión a exgobernador priista de Coahuila

Por el delito de conspiración para el lavado de dinero, el exgobernador priista de Coahuila, Jorge Torres López, fue condenado a 36 meses de prisión en los Estados Unidos, y además, debido a que no es ciudadano de ese país, al término de su condena, será sometido a un proceso de deportación.

En audiencia desarrollada el 21 de mayo, presidida por la Jueza Nelva Gonzales Ramos, comparecieron varios testigos, entre los que estuvieron Luis Carlos Castillo Cervantes, empresario conocido como “El Rey de los Dragones”, y el extesorero de Coahuila, Héctor Javier Villarreal Hernández.

“En una audiencia anterior, la corte escuchó evidencia adicional de dos testigos que describieron su relación con Torres-López y detallaron algunas de las transacciones financieras y pagos ilegales”, informó la Fiscalía Norteamericana en un comunicado.

“Torres López admitió que durante parte de su mandato realizó transacciones financieras en Estados Unidos para ocultar los sobornos que recibió a cambio de contratos de construcción de carreteras para el estado de Coahuila. Como parte de su declaración de culpabilidad, acordó perder una propiedad en los Estados Unidos asociada con los pagos”, explicaron.

El exgobernador, detenido para su extradición en febrero de 2019 en Puerto Vallarta, Jalisco, se declaró culpable en junio de 2020 ante la corte norteamericana por los delitos de conspiración para el lavado de dinero, aceptando una orden para el decomiso de dos bienes inmuebles en el condado de Montgomery, adquiridos con los beneficios de millonarios sobornos que Castillo Cervantes le habría entregado por la asignación de obra pública en el estado de Coahuila.

Parte de los recursos obtenidos ilegalmente por Torres López durante su administración, por un monto de 2.7 millones de dólares, fue invertido en Las Bermudas, en la firma Old Mutual of Bermuda, LTD, bajo el contrato CX4011696, como consta en la acción civil número 13-CV-002, cifra que fue incautada por el gobierno norteamericano y cuyo reembolso han ya solicitado las autoridades mexicanas.

Con información de Sin Embargo