Con todo y banquito, Aureoles va a SCJN, no lo reciben; finalmente llega a FGR a entregar ‘pruebas’ contra Morena

En busca de un nuevo impacto mediático, el último gobernador perredista del país se presentó a las puertas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación esperando que el Ministro Presidente Arturo Zaldívar lo reciba, aún sin cita, para presentarle “sus pruebas” de la supuesta intervención del narcotráfico en los comicios del 6 de junio pasado.

Evitando a toda costa seguir el trámite correcto para una acusación de este tipo, es decir, acudir a la Fiscalía General de la República (FGR) para hacer una denuncia formal y presentar los elementos probatorios de su dicho ante las autoridades competentes, el gobernador michoacano opta por acciones de efecto mediático pero nula consecuencia, como presentarse sin cita o agenda pertinente en Palacio Nacional y ahora a las instalaciones de la SCJN.

“Como me comprometí, me encuentro ya en la SCJN para hablar con Arturo Zaldívar, en su calidad de presidente de este importante poder, responsable de aplicar la justicia en el país. Les seguiré informando”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, no fue recibido por Arturo Zaldívar, debido a que el ministro presidente, sesionaría desde su casa.

El mandatario perredista siguió con su gira por las instancias federales y finalmente logró que el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, lo recibiera, para presentar las ‘famosas’ pruebas que muestran la presunta relación entre Morena y el crimen organizado.

En su cuenta de Twitter, Aureoles indicó que al salir de la reunión informaría el resultado de su visita.

“Ya estoy en la @FGRMexico para platicar con el fiscal sobre la intervención del crimen organizado en la elección. Lo reitero, esta ruta que decidí emprender es por el futuro de Michoacán y de México y nada me va a detener”, indicó.

El mandatario estatal, quien hasta ahora no ha presentado denuncia formal ante la FGR, asegura que: “No me voy a cansar hasta que se reciban las pruebas que tengo en mi poder porque soy consciente de la gravedad de los hechos que ponen en riesgo el futuro de la nación”.

Y es que Aureoles denunció el pasado 23 de junio, en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Radio Fórmula, basado en conjeturas, especulaciones y suposiciones, la supuesta intervención de grupos del crimen organizado en las elecciones recientes, asegurando que el próximo Presidente de México “lo va a poner la delincuencia organizada” y que no tiene miedo de hacer dichas declaraciones.

Por lo anterior, el Presidente López Obrador, al ser cuestionado sobre el tema durante la mañanera del 24 de junio, le solicitó al gobernador michoacano que, si tiene pruebas de sus aseveraciones, las presentara ante las autoridades correspondientes, a lo que Aureoles respondió equivocadamente acudiendo al Palacio Nacional.


“El Presidente me pidió pruebas sobre la vinculación de Morena con el crimen organizado y su intervención en la elección. Hoy le solicito audiencia para mostrarle toda la información que tengo personalmente ya que es un tema muy delicado y peligroso para la nación”, escribió en su cuenta de Twitter en aquella ocasión.