Con AMLO paso firme y rumbo claro

Hoy presentó su informe trimestral el Presidente de la República, el cual coincidió con el 3er aniversario del día en que los mexicanos lo elegimos para que nos gobernara, con una votación abundante y contundente, en la que ganó por más de la mitad de los votos emitidos; es decir, ni todos los demás juntos podrían haber ganado esa elección.

El informe de hoy fue relativamente breve y aunque tocó sólo algunos temas, su relevancia en la información que aportó es de una gran dimensión, haciendo a un lado el petate del muerto con el que nos espantaban los neoliberales, cuando pronosticaban una debacle económica en caso de que López Obrador llegara al poder.

Por ejemplo, mencionó que durante su gobierno, sin contratarse deuda adicional, aumento el salario mínimo en términos reales en 44%, la inflación está controlada, las reservas internacionales crecieron el 11% incrementándose en 20 mil millones de dólares, el peso mexicano no se ha depreciado en 2 años y medio como sucedía cada sexenio, el índice de precios y cotizaciones de la bolsa de valores aumentó en 20% y las tasas de interés de referencia que establece el Banco de México disminuyeron en 3.75 puntos porcentuales desde su nivel de 8% en el que se encontraban al principio de su mandato, lo que implica que los intereses bajaron un 47%, casi a la mitad.

Aunque omitió un montón de datos positivos adicionales que pudo haber comentado, seguramente para no extenderse demasiado, prefirió sólo tocar estos, pero sería interesante mencionar por ejemplo que la deuda pública, la cual en los últimos 40 años creció más de 4,400% para ser equivalente al 53% del Producto Interno Bruto, ha disminuido a 47% del PIB en este sexenio, o que la balanza comercial ha tenido los mejores años de su historia en materia de superávit, o que la inversión extranjera directa que recibe México hoy es mayor a la que reciben Canadá, Reino Unido, Francia, Suecia o España, solo por recordar algunos datos.

Sin decir que México es el país latinoamericano considerado como el que mejor capacidad de respuesta sanitaria y económica ha tenido durante y después de la pandemia, según el Ranking Covid-19 publicado por Bloomberg, habló sobre el enorme esfuerzo que tuvo que hacer su gobierno para levantar un sistema de salud que estaba en ruinas, contratando y entrenando a más de 70 mil trabajadores de la salud, reconvirtiendo y terminando hospitales abandonados por otros gobiernos, aunque tampoco dijo que esa infraestructura creció en 600% en unos cuantos meses, para evitar que algún enfermo de Covid dejara de recibir la atención que requería.

En materia de seguridad comenzó señalando lo evidente, pero que con frecuencia es olvidado por la oposición y sus medios chayoteros; los cárteles y las bandas que operan el crimen organizado en el país ya existían cuando él llegó; se formaron e iniciaron sus actividades violentas en sexenios anteriores y no en este. A pesar de que la estrategia para enfrentarlas es hoy distinta y se dirige a resolver las causas del problema, sin violencia y respetando los derechos humanos, los índices delictivos han disminuido en prácticamente todos los rubros, con excepción de la extorsión, el feminicidio y el robo a transporte individual.

En relación con la elección del 6 de junio pasado en la que arrasó Morena, subrayó el hecho de que toda la oposición se unió; políticos, empresarios, medios y organizaciones, juntos haciendo todo tipo de trampas, sin lograr apoderarse de la Cámara de Diputados, donde pretendían cancelar las pensiones de adultos mayores, todos los apoyos sociales, los programas de gobierno y los proyectos de infraestructura, y que gracias a los ciudadanos todo esto está asegurado para la segunda mitad del sexenio, ofreciéndoles a sus adversarios que contarán con toda la libertad para seguir oponiéndose a su gobierno.

Terminó dando los datos de la encuesta de opinión que realizó el mismo gobierno dentro del marco de los principios de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo, donde se revela que el 87.4% de los ciudadanos está de acuerdo con el rumbo encabezado por este gobierno y el 72.4% votarían por que el Presidente continuara hasta el 2024 si hoy se tuviera que votar la revocación de mandato, que se llevará a cabo el año que viene.

Como dijo el legendario Presidente de Argentina Juan Domingo Perón: “La unidad nos da la fuerza, la solidaridad la cohesión”.