#ChileDespertó; Más de un millón de chilenos marchan contra Piñeira y sus políticas neoliberales

Luego de una semana después de las manifestaciones en Chile, el presidente de aquel país, declaró estado de emergencia y toque de queda en 15 de las 16 regiones del país y más de 20 mil soldados desplegado; con la marcha de ayer, el gobierno de Sebastián Piñera luce superado por el desarrollo de la crisis.


Algunos medios reportan que fueron más de un millón de personas y todos buscaban lo mismo: mejoras sociales en Chile.
Algunos ondeaban banderas del país. Otros hacían sonar pitos. Varios más mostraban carteles y también había quien golpeaba ollas y sartenes para hacer sonar su sentir. Se podían ver a jóvenes, adultos y niños con sus paderes; profesionales y obreros.

Los manifestantes piden mejores salarios, jubilaciones y educación expresadas por una masa sin voceros ni organización aparente.

A pesar de las medidas “al vapor” hechas por el presidente Chileno, la población no está conforme. “El Congreso aprobó un proyecto de ley que rebaja las tarifas eléctricas y fue enviado por el Presidente Piñera, quien firmó el viernes una nueva iniciativa para mejorar levemente las pensiones de los más pobres. No obstante, estas medidas no han logrado frenar las protestas”.


“Chile despertó” y “Piñera, renuncia ya”, son las consignas que unen a millones y que han puesto de rodillas a Piñera. La mayoría son jóvenes, muchos estudiantes, pero también los hay desplazados y marginales, víctimas del modelo neoliberal, familias enteras, veteranos, profesionales, abuelas, jefas y trabajadoras de hogar, colectivos gay y lésbicos; es un universo social.


El gobierno chileno, y la ultraderecha, no aceptan esa realidad. Y la crisis que se arrastra, se multiplica.
Mientras, crecen las cifras de muertos (19), heridos (376, la mayoría por balazos) y detenidos (2 mil 200).


Con información de La Jornada