Cárdenas Palomino, Loret y el montaje… Claudia va por todo

Por. Diego Iván López Miguel
Twitter: @DiegoI_Lopez

La detención de Luis Cárdenas Palomino, mano derecha del secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón, Genaro García Luna —preso en Estados Unidos por sus nexos con el Cártel de Sinaloa— abrió una serie de disputas en el ámbito político nacional. Desde el silencio de Calderón hasta el careo de Carlos Loret de Mola por el montaje realizado en la captura de “Los Zodiacos”, una supuesta banda de secuestradores liderada por Israel Vallarta y la ciudadana francesa, Florence Cassez.

La Fiscalía General de la República (FGR), informó que se obtuvo el auto de formal prisión a Cárdenas Palomino por el delito de tortura. El funcionario calderonista también es investigado por narcotráfico por el Departamento de Justicia de Estados Unidos junto a Ramón Pequeño García. La red de policías que estaban al servicio de diversos grupos del crimen organizado se extendió y operó por todo el territorio nacional con la complicidad de Calderón Hinojosa y su hombre de confianza, García Luna.

La captura en Naucalpan, Estado de México, de Cárdenas Palomino coincidió con el peregrinar en la Ciudad de México del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, quien la semana pasada ofreció una bochornosa postal al esperar afuera de Palacio Nacional en un “banquito”, al presidente López Obrador. Aureoles fue recibido por diversos funcionarios en el Senado y en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); entregó supuestas pruebas de la participación de organizaciones criminales en las elecciones estatales. El mandatario michoacano se ha mostrado como un férreo opositor a la 4T, investigaciones periodísticas lo vinculan con el financiamiento del portal con sede en Miami, Latinus.

Latinus reveló un video el jueves pasado en donde Martín López Obrador, hermano del presidente de la República, recibió 150 mil pesos en efectivo por parte de David León —antiguo operador político de Manuel Velasco, senador del PVEM— quién supuestamente recaudó fondos para financiar a Morena en 2015. AMLO en su conferencia matutina reveló que no tenía relación alguna con su hermano desde hace 5 años, algo que se venía especulando desde hace tiempo. Carlos Loret de Mola presentó el video en la plataforma digital a sólo unos días de su careo con Israel Vallarta, en el montaje que protagonizó junto al detenido Cárdenas Palomino. En la política no hay casualidad, hay causalidad.

La semana pasada Morena celebró que hace tres años López Obrador ganó la elección presidencial. Estuvieron presentes grandes personajes de la 4T: gobernadores, alcaldes, senadores, diputados locales y federales. Lo más destacado de la celebración fue cuando la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, fue vitoreada —a pesar de la derrota electoral en la Ciudad de México— y coreada por las bases morenistas en la capital; las arengas de “Presidenta, Presidenta” se escucharon en el coloso de Reforma. Los grandes ausentes fueron Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, quienes buscan la candidatura presidencial por el partido guinda. La celebración del triunfo obradorista fue opacada por el destape de la mandataria capitalina, que fue arropada por las figuras fuertes del morenismo y por el entorno cercano del presidente López Obrador.

Claudia Sheinbaum, informó un movimiento dentro de su gabinete: Martí Batres llegará a sustituir a José Alfonso Suárez del Real a la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México. Batres deja el Senado —después de la confrontación con Monreal— para posicionar a la Jefa de Gobierno en la CDMX, apuntando ambos hacia el 2024. La llegada de Martí Batres abre un nuevo frente rumbo a la sucesión en la jefatura de Gobierno de la capital. Batres jugará un doble rol, consolidando desde la Ciudad de México, la candidatura presidencial de Claudia Sheinbaum y su propia candidatura. En la Ciudad de México cambio el escenario después de la derrota electoral de junio pasado.

Hay varios personajes de la 4T que estarían apuntando hacia la capital: Mario Delgado, presidente de Morena, es otro de los aspirantes a ocupar el Palacio del Ayuntamiento; Clara Brugada, alcaldesa de Iztapalapa, se consolidó después de su abrumador triunfo en su demarcación; Rosa Isela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, —quién formó parte del gabinete de Sheinbaum— es otra de las posibles candidatas en la Ciudad de México. Las facciones morenistas en la capital comienzan la batalla que ya se encuentra en disputa a nivel nacional. ¿Sheinbaum y Batres lograrán sus objetivos políticos?.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea